Urge actualizar el conocimiento criminalístico para controlar la delincuencia: Romo García

CDMX.- Ante los retos que imponen los tiempos actuales, es urgente reinventar y actualizar el conocimiento criminalístico, afirmó el diputado Edgar Romo García, presidente de la Cámara de Diputados, durante la presentación del libro “Quiroz Cuarón, 40 Aniversario Luctuoso”.

El legislador señaló que es necesario impulsar la evolución de la justicia criminal, hacia una justicia de la defensa social que tenga como meta contener y controlar la criminalidad, tarea urgente que es necesario emprender de inmediato, sumando los esfuerzos de todos.

Añadió que la criminalística, hoy por hoy, goza de plena autonomía científica respecto a las demás áreas del saber humano, que, empero, puede colaborar armoniosamente con todas ellas, en aras de la construcción de una sociedad más justa y humanista.

Constituye una gran herramienta teórica-metodológica, útil para diversas actividades humanas, dentro de las cuales está la resolución de conflictos e incertidumbres científicas en general, subrayó.

La obra, publicada por el Consejo Editorial de la Cámara de Diputados, que preside la diputada Eva Margarita Alemán Olvera, fue coordinada por el diputado José Adrián González Navarro (PAN), y contó con la participación de amigos y colegas de Quiroz Cuarón, que aportaron “a lo que a su buen juicio representa un desafío para la criminología en nuestro país”.

Romo García expresó que el legado de Quiroz Cuarón abona a la reflexión, la discusión y la formación universitaria en la segunda década del Siglo XXI, “necesarias para enfrentar los desafíos que demanda nuestro sistema de justicia penal vigente”.

Reconoció la trayectoria de este investigador, impulsor y apasionado de la criminología en México, quien consideraba que el progreso del hombre está en su tolerancia y su comprensión para anteponer a la agresividad la solidaridad humana. “Nos legó la mejor definición de esta disciplina, al señalar que la criminología es la ciencia del hombre para hacer mejor al hombre”.

Con la publicación de esta obra, destacó, la LXIII Legislatura confirma su compromiso por impulsar una ciencia al servicio y al alcance de la sociedad.

Resaltó la participación del coordinador del libro y de los coautores, amigos, colegas y alumnos de Quiroz Cuarón, “porque al recordar la vida y la obra de este impulsor de la ciencia criminológica, se recoge su legado, y se ofrece a las nuevas generaciones interesadas en esta disciplina, un importante aporte”.

Participaron en la edición, los doctores Luis Rodríguez Manzanera, Emma Mendoza Bremauntz, María de la Luz Lima Malvido, y destacados discípulos, estudiosos y expertos en criminología, como María Teresa Ambrosio Morales, María Sierra Pacheco, Patricia Lucila González Rodríguez, Ana María Esquivel Hernández, Oscar Paulino Lugo Serrato, Margarito Ortega Ballesteros y Daniel Márquez Gómez.

Consideró el texto invita a conocer al hombre y a su trayectoria como uno de los mejores criminólogos del continente, cuyos rasgos de su perfil se recogen en el libro “Quiroz Cuarón y sus mejores casos”, de José Ramón Garmabella, quien reconstruyó algunos de los más célebres casos, como el de Frank Jackson, Jacques Mornard, o Ramón Mercader, el asesino de Trosky; el de Goyo Cárdenas, en 1942; el de Higinio Sobera de la Flor; el de Enrico Sampietro, falsificador de origen francés, y el del venezolano Eduardo de Shelly Hernández, entre otros.

Complementa el libro un apartado gráfico inédito, integrado con documentos personales, entre otros, su certificado de primaria, el primer título de perito en criminología de la Universidad Nacional Autónoma de México; el acta de defunción del señor Francisco Quiroz, que deriva del hecho trágico que determinó su educación profesional; más de 14 estudios de perfiles criminológicos, la ponencias en materia de Tratamiento del Menor en Estado Antisocial y diversas anotaciones de Consuelo, hermana mayor y figura materna en su crianza. La ilustración de la portada fue creada en 1978 por uno de los grandes maestros de la caricatura, Oswaldo Sagástegui.

El diputado José Adrián González Navarro (PAN) destacó la aportación académica de Alfonso Quiroz Cuarón, al que se le considera el padre de la criminología de México, y estimó que el libro plasma los acontecimientos más significativos de la vida y obra de un hombre apasionado de esta disciplina y de su gran amor por el país.

Afirmó que esta edición es un esfuerzo de la LXIII Legislatura, y cristaliza un logro personal hecho realidad, ya que los documentos que lo conforman son compartidos ahora como un tesoro cuidado por muchos años por la señora Consuelo Quiroz Cuarón, con el propósito de que el legado que contiene se conozca por las próximas generaciones.

Agradeció la disposición y apertura del Consejo Editorial de la Cámara de Diputados, para elaborar este libro y ponerlo al alcance de la comunidad.

La presidenta del Consejo Editorial, diputada Emma Margarita Alemán Olvera (PAN), apuntó la importancia de que el legado criminalista y académico de Quiroz Cuarón se plasme en un libro, el cual ha sido elaborado en tres meses, ya que todos los grupos parlamentarios y los Centros de Estudio integrantes del Consejo avalaron su edición inmediata.

Consideró la obra sobre Quiroz Cuarón como una edición extraordinaria y completa por la aportación de los expertos que participaron en su elaboración, y reconoció la relevancia de la caricatura de la portada del libro.

Refirió que el Consejo Editorial elaboró en el último año de la Legislatura que está por concluir, 150 obras y distribuyó entre 25 mil y 35 mil libros a la ciudadanía.

María de la Luz Lima Malvido, investigadora del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) y del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), aseguró que la obra que hoy se presenta es muy oportuna, pues Quiroz Cuarón es un punto de referencia de los personajes que tuvieron devoción por este país.

“En este momento de sociedad líquida, es decir, en la que no hay solidez en muchas cosas, donde se cambia el nombre y logotipo de las instituciones y le da poco peso específico a las que lo poseen y la gente se siente insegura, las nuevas generaciones no quieren comprometerse, sino buscan romper barreras y probar todo, es fácil que se diluya el entorno”.

Añadió que este personaje era un gran humanista, selectivo, compasivo, agudo y sencillo, que “despreciaba la corrupción y la simulación, insultaba a los políticos cuando intentaban manipularlo”.

Expresó que es un honor que la Cámara de Diputados difunda y conmemore el legado y la filosofía de los valores y consideraciones éticas y morales de su visión holística e interdisciplinaria en temas como la criminología, criminalística, medicina forense, “en pocas palabras la labor de un hombre visionario”.

Por su parte, el titular de Criminología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luis Rodríguez Manzanera, relató que Quiroz Cuarón fue el primero en obtener el título de esta disciplina entregado por la Máxima Casa de Estudios; además, luchó porque existiera la carrera de esta materia en esta institución, la cual fue suspendida por los movimientos estudiantiles de 1966 y 1968.

Destacó que para este ilustre mexicano, la criminología era una ciencia, “pero también era cuestión de cuates, es decir, si tienes un buen amigo puedes resolver los casos; tal fue el caso Trotsky, el cual fue resuelto gracias a que tenía un amigo en España, quien fungía como jefe de la policía, al cual le llevó las huellas del asesino del revolucionario ruso y a los cinco minutos le compartió los antecedentes”.

Subrayó que el Mando Único, la policía unificada, fueron otras de sus luchas, donde a través de la cárcel modelo de Toluca demostró que sí se puede tener una policía y un sistema penitenciario eficiente; así como laboratorios de primera, por lo que “en este momento de sensación de impotencia de que no puede hacer las cosas, es necesario revivir la obra de Quiroz Cuarón”.

Oswaldo Sagástegui Córdova, autor de la caricatura de la portada, titulada “Quiroz Cuarón, la gran ausencia”, señaló la relevancia de este género para dar a conocer la aportación de grandes personajes como el experto en criminología. “La caricatura tiene la magia de transportar historias de manera increíble”, señaló.

Notas relacionadas