Nuevos intentos de infiltración durante protestas violentas en Gaza

Enlace Judío México – La “Gran Marcha del Retorno” en Gaza llega a su sexta semana consecutiva, a poco de que llegue la fecha de la Nakba, que se prevé corone las manifestaciones en contra de Israel.

Cerca de 10 mil palestinos participaron este viernes en las manifestaciones a lo largo de la frontera de Gaza e Israel, en la sexta semana consecutiva de las protestas de la “Gran Marcha del Retorno“.

Según las FDI, hubo dos intentos de dañar e infringir la valla de seguridad en la zona central de la frontera que fueron repelidos con éxito sin que pasara a más. Un total de 3 palestinos fueron detenidos tras estos intentos. Los soldados israelíes utilizaron dispositivos de dispersión antidisturbios menos agresivos que en las semanas anteriores.

Hasta el momento se reportan poco más de 1100 palestinos heridos, ya sea por disparos antimotines o por producto de los gases lacrimógenos. Ninguna víctima mortal ha sido confirmada. Cerca de 80 resultaron con heridas por disparos de fuego vivo preventivo, según el Ministerio de Salud de la Franja de Gaza.

Durante la jornada, dos pequeños drones de las FDI se estrellaron sobre territorio gazatí. El ejército comunicó que ambos se estaban usando para recolectar material fílmico sobre las protestas a lo largo de la frontera. No estaba claro qué causó que los drones chocaran, aunque los palestinos afirmaron haberlos derribado.

Finalizadas las protestas al caer la tarde, un grupo de palestinos se dirigió desde el lazo gazatí hacia el Cruce de Kerem Shalom, al sur de la frontera, realizando destrozos en contra de la infraestructura. Cabe resaltar que a través de este paso entra ayuda humanitaria hacia Gaza.

Según el Ministerio de Salud de Hamás, 48 ​​palestinos han muerto desde que comenzaron las protestas y los enfrentamientos a lo largo de la frontera con Gaza el pasado 30 de marzo y cientos han resultado heridos como resultado de los mismos.

El uso del fuego ha sido fundamental para los manifestantes desde segunda protesta, cuando comenzaron con la idea de quemar cientos de llantas a lo largo de la frontera para con ello bloquear con las grandes nubes de humo la visión de los soldados de las FDI que tratan las manifestaciones. A partir de hace dos semanas, una nueva táctica dio comienzo: el uso de cometas con objetos incendiarios, como bombas Molotov, adheridos que son lanzados en dirección hacia Israel para provocar incendios.

Los incendios iniciados por estas cometas han incendiado varios metros cuadrados de campos de cereales en la zona israelí aledaña a Gaza. Algunos de los afectados incluso han solicitado una compensación a la Autoridad Tributaria como “víctimas de actividades terroristas“. Los militares aún tienen que idear una respuesta integral a la amenaza que representan estas cometas. Por ahora, los soldados rastrean las cometas después de que cruzan la frontera e intentan extinguir los incendios resultantes antes de que se propaguen.

La “Gran Marcha del Retorno” planea extenderse aún dentro de las próximas dos semanas, para coincidir con la conmemoración de la Nakba, la “catástrofe”, fecha nacional palestina que sirve como espejo narrativo al Día de la Independencia de Israel. Aunque inicialmente se planearon como manifestaciones no violentas, las protestas aparentemente fueron cooptadas por el grupo terrorista Hamás, que gobierna Gaza y cuyos líderes han dicho que su objetivo es borrar la frontera y “liberar a Palestina” en el marco de los 70 años de Israel.

“En las últimas semanas, una vez más hemos visto la complejidad de la situación, cuando nuestras fuerzas se encontraron frente a protestas masivas que sirvieron de cobertura para acciones terroristas, ataques a soldados, intentos de secuestro, ataques a puestos militares e intentos de infiltración de ciudades [israelíes]”, dijo el martes el jefe de las FDI, teniente general Gadi Eizenkot.

©EnlaceJudíoMéxico

Notas relacionadas