Aprueban fomentar convivencia escolar positiva para mejorar desarrollo psico-socio afectivo de alumnos

La Cámara de Diputados aprobó, con 348 votos, el dictamen que reforma los artículos 7, 14 y 32 de la Ley General de Educación, con el propósito de fomentar, dentro de los fines de la enseñanza a cargo del Estado, “la convivencia escolar positiva para un mejor desarrollo psico-socio afectivo de los educandos”.

El dictamen, remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales, resalta que el entorno escolar es un factor clave para la formación de la conducta humana, pues enfatiza la relevancia de la convivencia colegial como un medio que permite a los estudiantes ser partícipes del mejoramiento social.

Menciona que en la actual administración federal se han puesto en marcha políticas públicas que promueven la convivencia escolar positiva en los planteles educativos. En 2016, la Secretaría de Educación Pública presentó el Programa Nacional de Convivencia Escolar, que forma parte de la estrategia “Escuela libre de acoso”.

Dicho plan tiene como objeto que las niñas, los niños y los adolescentes de educación básica alcancen un desarrollo integral, ejerzan su derecho a una enseñanza de calidad y logren los aprendizajes determinando, como prioridad, la convivencia sana y pacífica.

El documento argumenta que la adición no contraviene la naturaleza de la ley, al tiempo que refuerza, de forma general y no limitativa, que la convivencia en los entornos escolares debe ser positiva y armónica, con miras a la creación de ciudadanos psicológica, social y afectivamente sanos, que sustenten y fortalezcan el Estado de derecho.

Destaca que la escuela ocupa un papel central en el aprendizaje de las formas de convivencia, por lo que se vuelve crucial en el combate a la violencia social que afecta al país y para luchar contra la agresión escolar que aqueja el correcto desarrollo psico-socio afectivo de las niñas y niños mexicanos.

“Hablar sobre la convivencia en las comunidades educativas o de aprendizaje, se traduce en generar espacios con entornos no violentos y apegados a ciertos principios éticos. Por ello, se busca sustentar como un mandato legal el fomento del bienestar de todos en la escuela”, señala.

Notas relacionadas