Plantean que trabajadores puedan ausentarse para acudir a donar sangre voluntariamente

  • En nuestro país, sólo 2.7 por ciento de esta acción procede de una conducta altruista; es necesario incentivar este noble gesto

CDMX.- El diputado José Refugio Sandoval Rodríguez (PVEM) propuso modificar la Ley Federal del Trabajo, a fin de que se permita a los empleados faltar por un día a sus labores, cuando de manera voluntaria acudan a donar sangre o cualquiera de sus componentes.

El legislador consideró que garantizar el respeto de las percepciones a los asalariados es una manera de incentivar este noble gesto. Además, para ser acreedor a este beneficio, el donador tendrá que dar aviso de su ausencia con suficiente oportunidad y no deberá perjudicar la buena marcha del establecimiento o empresa.

Asimismo, para justificar su inasistencia, habrá de presentar el comprobante expedido por una institución del Sector Salud o del banco de sangre correspondiente; además, sólo podrá hacer uso de este derecho, máximo dos veces al año.

En su iniciativa, turnada a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Sandoval Rodríguez precisa que en nuestro país se donan diariamente cinco mil unidades de sangre; sin embargo, la mayoría se obtiene por reposición (un tercero) y únicamente el 2.7 por ciento proviene de donaciones altruistas.

Manifestó que se capta un porcentaje muy por debajo de los estándares internacionales, lo cual resulta alarmante, ya que la donación debe reconocerse como un tema sanitario, pues su fin es preservar la vida y salvaguardar la salud de los ciudadanos.

Indicó que un objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es lograr que en 2020 todos los países obtengan el suministro de sangre de donantes voluntarios no remunerados. Actualmente, sólo 62 naciones en el mundo obtienen sangre de esta manera. La mayor parte de este líquido aún se consigue por medio de familiares o, incluso, de personas remuneradas.

Explicó que los beneficios de la donación voluntaria son múltiples y la necesidad de aumentar el número de apostantes es insoslayable. “Para alcanzar esta meta, y acorde con los compromisos internacionales adquiridos por México, es necesario crear las condiciones óptimas para que los trabajadores cuenten con un incentivo para realizar este acto de generosidad”.

Además, luego de asistir a donar sangre un trabajador o trabajadora no se encuentra al cien por ciento de su capacidad física; por tal razón, no puede realizar sus actividades laborales de manera regular.

La recomendación de la Cruz Roja, apuntó, es no desarrollar actividad física durante las cinco horas siguientes a la donación, debido a los síntomas que puede causar la extracción del líquido; por ello, los trabajadores no tienen que preocuparse por su ámbito laboral, cuando su atención debe ser reponer su bienestar en su totalidad.

Con la modificación a la fracción XXIX de la Ley Federal del Trabajo, concluyó, se garantizará que los patrones otorguen permiso a quienes acudan a donar.

Diputados piden presupuesto para garantizar la justicia a etnias indígenas

Notas relacionadas