Desconocimiento, el mayor enemigo del autismo: Diana Karina Velázquez

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo a fin de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas que padecen algún trastorno relacionado con el Espectro Autista.

Como iniciadora de la Ley para la Atención y Protección a Personas con la Condición del Espectro Autista del Estado de Chihuahua, la Presidenta del Congreso del Estado, Diputada Diana Karina Velázquez Ramírez, recordó que a partir de este año con esta legislación aprobada, se mejorará la calidad de vida las personas con autismo ya que al ser integral, abarca todos los ámbitos que permitirán que lleven una vida plena y gratificante, como parte activa de la sociedad.

La legisladora, recordó que actualmente en todo el país existe una gran cantidad de personas que no cuentan con diagnóstico formal debido al desconocimiento, sin embargo los estados de Baja California Sur, Sonora, Nuevo León, Estado de México, Quintana Roo y hoy Chihuahua, ya avanzaron en el tema mediante ordenamientos legales que permitirán generar políticas públicas que aportarán concienciación, protección e inclusión para quienes padecen alguno de los tipos de autismo.

“El autismo también se combate con amor. El desconocimiento es uno de los mayores enemigos que tenemos, por eso es importante crear el ambiente propicio para concientizar sobre los derechos que tiene esta parte de la población, por eso es de celebrarse que Chihuahua se sumara a los estados que a nivel nacional ya cuentan con una Ley de Atención y Protección a Personas con la Condición del Espectro Autista” afirmó Karina Velázquez.

Cabe mencionar que el Trastorno Espectro Autista (TEA), se diagnostica y divide en cinco distintos:
1.- El trastorno autista (autismo clásico)
2.- El trastorno de Asperger (síndrome de Asperger)
3.- El trastorno generalizado del desarrollo no especificado (TGD-NE)
4.- El trastorno de Rett (síndrome de Rett)
5.- El trastorno desintegrativo infantil (CDD, por sus siglas en inglés)

Uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista (TEA) y si bien algunas personas con TEA pueden vivir de manera independiente y tener una vida productiva, hay otras con discapacidades graves que necesitan constante atención y apoyo durante toda su vida.

Notas relacionadas