La Cofepris permite el uso de ranitidina; continúan las evaluaciones

Cáncer

CIUDAD DE MÉXICO.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que, luego de la evaluación de los medicamentos que contienen ranitidina, no hay evidencia suficiente para suspender los tratamientos.

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) este producto contenía N-nitrosodimetilamina (NDMA), un agente que es un posible causante de cáncer.

El 13 de septiembre, la FDA alertó a los estadunidenses de varias marcas de este medicamento, incluido uno con el nombre comercial de Zantac, del laboratorio Sanofi.

El 20 de septiembre, Novartis suspendió su fabricación como medida de precaución.

Sin embargo, ayer la Cofepris informó que, luego de varias pruebas de laboratorio realizadas en colaboración con las Agencias Regulatorias Internacionales que son miembros del Esquema de Cooperación de Inspección Farmacéutica (PIC, por sus siglas en inglés) y con la Red Latinoamericana de Farmacovigilancia, no se ha encontrado evidencia suficiente para sugerir la suspensión de tratamientos con ranitidina, sin embargo siguen las evaluaciones. También alertó que el riesgo de suspenderlo es mayor que el de la probable exposición al NDMA.

Asimismo, recordó a los consumidores que hay otras alternativas de tratamiento autorizadas, mismas que es posible consultar con el médico.

El NDMA en concentraciones por encima del límite considerado seguro, y durante largos periodos de tiempo, puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer.

Con información de Excélsior