Continúa política “Nazi” de Trump, pide deportaciones sin proceso judicial

El presidente Donald Trump exigió una reforma migratoria y defendió su política de detener a inmigrantes indocumentados en la frontera, ya que no se puede permitir “que invadan el país”, por lo que pidió deportaciones sin la intervención de jueces.

En tres tuits, el mandatario republicano retomó la discusión sobre asuntos migratorios que han puesto a su administración en el “ojo del huracán”, debido a la separacion de 2,300 niños de sus padres en la frontera.

Incluso el presidente utilizó la palabra “resistir” -que ha generado un movimiento nacional en su contra-, clave entre el movimiento demócrata hacia sus políticas, para pedir a los congresistas de ese partido avanzar con leyes más duras.

“Demócratas, arreglen las leyes. No se RESISTAN. Estamos haciendo mejor trabajo que (George W.) Bush y (Barack) Obama, pero necesitamos reforzar la seguridad en la frontera”, advirtió, para luego volver a comparar el problema migratorio con el crimen. “No podemos aceptar a todas las personas que intentan ingresar al país. Fronteras fuertes. ¡No crimen!”, dijo.

En un segundo tuit, que forma parte de su mensaje integral, el presidente Trump consideró que los indocumentados “están invadiendo al país” y pidió evitar los juicios para deportarlos inmediatamente.

“No podemos permitir que esta gente invada nuestro país. Cuando alguien ingresa, debemos, sin jueces ni casos en cortes, regresarlos de donde vinieron”, consideró. Nuestro sistema es una burla a la buena política de inmigración y la ley y el orden. La mayoría de los niños vienen sin padres…”.

En otras ocasiones, el presidente Trump ha dicho que las normas migratorias de EEUU son insuficientes y que incluso países como México tienen leyes más estrictas, por lo que la comunidad internacional se burla de las regulaciones estadounidenses.

“Nuestra política de inmigración es una burla alrededor del mundo, es injusto para toda esa gente que ha pasado legalmente por el sistema y ¡estén esperando por años!”, apuntó. “La inmigracion debe estar basada en el mérito – ¡necesitamos gente que ayude a Hacer América Grande Otra Vez!“.

El presidente Trump no mencionó la polémica por su política “cero tolerancia” que derivó en la separación de 2,300 niños de sus padres inmigrantes y luego lo obligó a firmar una orden ejecutiva para terminar con una política impulsada por su misma administración.

Las críticas han llegado de activistas, congresistas e incluso de sus propios seguidores, como líderes religiosos, quienes rechazan el encierro de niños tras separarlos de sus padres.

Créditos: Jesús García, eldiariony.com

Notas relacionadas