Nuevas sanciones por jornadas laborales excesivas: reforma legal considera explotación laboral

Foto: El Economista

CIUDAD DE MÉXICO. – A partir de junio, las jornadas laborales que exceden los límites establecidos por la Ley Federal del Trabajo serán consideradas un delito de explotación laboral, gracias a una reciente reforma a la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas. Esta medida busca proteger a los trabajadores y sancionar a los empleadores que incumplen la normativa laboral.

La reforma endurece las penas, incluyendo cárcel y multas, especialmente cuando las víctimas pertenecen a comunidades indígenas o afromexicanas. Según una encuesta de OCC, el 70% de los trabajadores mexicanos reporta que sus lugares de trabajo no realizan revisiones regulares de horarios para asegurar el cumplimiento de la ley, lo que refleja un problema persistente de supervisión e implementación.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) ha identificado que las jornadas laborales prolongadas y la falta de pago por horas extras son los incumplimientos más frecuentes detectados durante las inspecciones. A pesar de que la reforma ha puesto el tema en la agenda pública, un 56% de los trabajadores encuestados considera que las medidas actuales son insuficientes para proteger sus derechos laborales.

Para denunciar casos de explotación laboral, los trabajadores pueden enviar un correo anónimo a la STPS a [email protected], proporcionando detalles de la empresa y la naturaleza de la infracción. Estas denuncias pueden desencadenar inspecciones extraordinarias y potenciales sanciones tanto administrativas como penales para los empleadores.

Diego García Saucedo, socio director de García Velázquez Abogados, explica que además de la inspección laboral, la STPS puede remitir los casos al Ministerio Público si se detecta la comisión de delitos, lo que podría resultar en multas significativas para los empleadores infractores.

La discusión sobre la reducción de la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales sigue siendo relevante, pero la inclusión de las jornadas laborales excesivas como explotación laboral subraya la necesidad urgente de regular y proteger adecuadamente el tiempo de trabajo de los empleados en México, uno de los países con más horas laborales en la OCDE.