Luchadores rusos rechazan participación en los Juegos Olímpicos de París

MOSCÚ – En un giro inesperado, la Federación de Lucha de Rusia anunció que diez de sus atletas, quienes habían sido invitados a los Juegos Olímpicos de París como neutrales, han decidido no participar en el evento. Esta decisión fue tomada de manera unánime durante una reunión entre oficiales, entrenadores y los propios deportistas.

El Comité Olímpico Internacional (COI) había extendido invitaciones a diez luchadores rusos, permitiéndoles competir bajo el programa de Atletas Neutrales, una medida diseñada para permitir la participación de deportistas de Rusia y Bielorrusia en medio del conflicto militar en Ucrania. Según el COI, nueve de estos atletas habían aceptado la invitación inicialmente, con solo uno declinando.

Sin embargo, la Federación de Lucha de Rusia emitió un comunicado señalando que, tras una deliberación colectiva, se tomó la decisión de rechazar completamente la participación en los Juegos Olímpicos. Este grupo habría sido el contingente más grande de atletas rusos de un solo deporte bajo el programa de neutralidad.

El COI no ha respondido de inmediato a las consultas sobre si estos atletas fueron presionados para declinar la participación y si apoyaría a aquellos que deseen competir en contra de la decisión de la federación.

Por su parte, la Federación Internacional de Lucha criticó la selección de luchadores hecha por el COI, afirmando que Rusia había asegurado hasta 16 plazas para París, no solo 10, y que varias de las invitaciones no incluían a los mejores competidores rusos. Según la Federación Rusa, la exclusión de sus principales luchadores desvaloriza el torneo olímpico, alegando que la ausencia de estos atletas pone en cuestión el estatus de los Juegos Olímpicos como el evento deportivo más significativo.

“Cualquier persona en su sano juicio entiende que el estatus de los Juegos Olímpicos como el evento deportivo más significativo está siendo cuestionado, las competencias de lucha sin deportistas rusos quedará incompleto y los campeones no recibirán la satisfacción de ganar en un torneo olímpico”, se lee en el comunicado.

El COI había establecido que solo invitaría a aquellos deportistas rusos y bielorrusos que no tuvieran vínculos con los servicios de seguridad o militares de sus países y que no hubieran apoyado públicamente la guerra.

La semana pasada, la Federación de Judo de Rusia también anunció que no enviaría a ningún participante a los Juegos Olímpicos, aunque no especificó la posición de los atletas en relación con esta decisión.

Hasta el sábado, el sitio web del COI registraba a 23 deportistas rusos en siete deportes diferentes que habían aceptado la invitación para competir en París, incluyendo a los luchadores que ahora han decidido no participar.

La incertidumbre y las tensiones políticas continúan afectando la preparación y participación de atletas rusos en el escenario internacional, con implicaciones significativas para el desarrollo de los Juegos Olímpicos de París 2024.