Gobierno mexicano reestructura fondo para desastres naturales tras eliminación del Fonden

CIUDAD DE MÉXICO – En medio de las críticas por la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y la inminente amenaza del huracán Beryl, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, aclaró que el gobierno ha implementado un nuevo esquema para enfrentar emergencias por desastres naturales, tras la eliminación del Fonden el año pasado.

Durante su comparecencia en 2023 ante las Comisiones Unidas de Hacienda y Estudios Legislativos, Yorio detalló que se han destinado 18 mil millones de pesos específicamente para contingencias naturales. “El Fonden tiene actualmente 18 mil millones de pesos”, explicó Yorio. “En México, el diseño institucional del fondo de desastres incluye la acumulación de reservas de efectivo y un sistema de gestión financiera pública para pagar facturas de obras de reconstrucción tras un desastre”.

Nueva Estructura Financiera para Emergencias

Además de los 18 mil millones de pesos asignados, Yorio mencionó una línea presupuestal de aproximadamente 10 mil millones de pesos y seguros catastróficos anuales por 5 mil millones de pesos. También destacó la existencia de un bono catastrófico de 485 millones de dólares, creado en colaboración con la Alianza del Pacífico, que incluye a Perú, Colombia y Chile, como parte de una estrategia para diversificar riesgos.

Impacto de la Eliminación del Fonden

La eliminación del Fonden resultó en la supresión de su estructura burocrática, significando que entidades como Banobras y los municipios ya no gestionan directamente los sistemas de facturación ni los proyectos de recuperación. Sin embargo, Yorio aseguró que la cobertura financiera para desastres no ha disminuido y que las estrategias de aseguramiento continúan renovándose en cada ciclo presupuestal, incluyendo seguros paramétricos y otros mecanismos.

Optimización de la Respuesta Gubernamental

El subsecretario subrayó que el nuevo esquema busca optimizar la respuesta del gobierno ante desastres naturales, garantizando que los recursos se administren eficientemente y que la capacidad de respuesta ante emergencias se mantenga robusta.

“El objetivo de la nueva configuración es asegurar una respuesta efectiva y rápida a los desastres naturales, manteniendo la integridad y disponibilidad de los fondos necesarios para enfrentar cualquier contingencia,” concluyó Yorio.

Contexto y Reacciones

La reestructuración del fondo para desastres se da en un momento crucial, con el huracán Beryl amenazando las costas mexicanas y generando preocupación entre la población y críticas de los opositores en redes sociales. La aclaración de Yorio busca tranquilizar a la ciudadanía y demostrar que el gobierno está preparado para enfrentar emergencias a pesar de la eliminación del Fonden.