Necesario “blindar” economía local, dice AMLO ante pronóstico de inestabilidad en EE.UU. por elecciones

Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió sobre posibles factores de inestabilidad económica y financiera tras las elecciones de noviembre en Estados Unidos, subrayando la necesidad de “blindar” la economía local para protegerla de cualquier incertidumbre.

Durante su conferencia matutina, López Obrador enfatizó que, aunque no anticipa inestabilidad antes de noviembre, la situación podría cambiar después de las elecciones estadounidenses debido a la estrecha integración económica entre ambos países. “Tenemos una relación económica cercana […] está muy integrada la economía a la de ellos y la de ellos a la nuestra. Sí, puede haber factor de inestabilidad económica financiera y por eso hay que blindar la economía mexicana”, declaró el mandatario.

El presidente también destacó la importancia de dejar finanzas públicas sanas para la candidata electa Claudia Sheinbaum Pardo, asegurando que su gobierno no dejará la necesidad de recurrir a préstamos de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial. “Se deben dejar finanzas públicas sanas para que la presidenta electa y luego presidenta constitucional tenga todo el poder, finanzas públicas sanas, porque eso es importantísimo, no andar pidiendo prestado”, afirmó.

En cuanto al manejo de la deuda nacional, López Obrador comparó su administración con las de sus predecesores, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Señaló que mientras las administraciones anteriores incrementaron la deuda en promedio entre 7 y 7.5 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), su gobierno ha mantenido este incremento entre 5 y 5.5 puntos del PIB. “Estamos luchando porque sean 5 o 5.5 (puntos del PIB), es decir, dejar dos puntos del producto, que son como 600 mil o 700 mil millones de pesos de reservas por lo que se pueda necesitar”, explicó.

López Obrador concluyó reafirmando su compromiso de dejar una economía estable y sostenible, capaz de enfrentar posibles fluctuaciones post-electorales en Estados Unidos y asegurar un entorno financiero seguro para el futuro de México.