Madre asesina a su pequeñito de 4 años porque no dejaba de llorar, en Jalisco

JALISCO.- Ovando, un niño de 4 años, murió tras sufrir violencia familiar en Jalisco. Según los primeros informes, los hechos ocurrieron en una vivienda en la colonia Los Cántaros, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, donde la madre del menor lo golpeó brutalmente.

Los vecinos de la zona fueron reportaron la situación a las autoridades y, como testigos, relataron a medios locales que los gritos y el llanto incesante del niño fueron lo que inicialmente llamó su atención.

Tras un momento de silencio repentino, decidieron llamar a la policía, temiendo por la seguridad del menor, informa La Verdad Noticias.

Detalles del Incidente

Se informó que la madre, de 27 años, comenzó a agredir al niño en un ataque de desesperación porque el pequeño no dejaba de llorar. La situación se agravó cuando el menor se hizo del baño, lo que provocó una reacción violenta por parte de la mujer.

Elementos de la policía municipal confirmaron que la agresión fue “extremadamente severa”.

Al llegar al lugar, los cuerpos de emergencia encontraron a Ovando inconsciente en la sala de la vivienda. Los reportes indicaron que el niño presentaba signos de extrema violencia, incluyendo golpes, arañazos y quemaduras.

Detención de la Madre

Tras el hallazgo, la policía municipal, junto con agentes del Ministerio Público y la Unidad de Investigación de Delitos Cometidos en Agravio de Niñas, Niños y Adolescentes, aseguraron la vivienda e iniciaron la investigación correspondiente.

La madre fue detenida y puesta a disposición del Ministerio Público, quien determinará su situación legal tras este evento.

El cuerpo de Ovando fue trasladado a la morgue metropolitana de Jalisco para la realización de la autopsia correspondiente. Mientras tanto, los otros cinco hijos de la mujer fueron llevados a Ciudad Niñez para garantizar su protección y bienestar, alejándolos del ambiente de violencia en el que se encontraban.

Con información de El Imparcial