Tensión postelectoral en Ciudad Madera: Acusan de agresión a Marcelino Prieto Carreón 

Ciudad Madera.- La contienda electoral en Ciudad Madera, inicialmente marcada por la paz y la participación cívica, se ha visto empañada por un incidente violento protagonizado por el actual alcalde y excandidato a la reelección, Marcelino Prieto Carreón. Ayer, en un giro inesperado de los acontecimientos, Prieto Carreón lanzó insultos y amenazas contra el Dr. Dante Valdez, representante de MORENA ante la Asamblea Municipal Electoral.

El altercado ocurrió a las puertas del edificio de la Asamblea Municipal Electoral, en medio de un ambiente caldeado debido a la cerrada competencia electoral en la que Arnoldo Jáquez, candidato de MORENA, lleva ventaja.

Testigos relataron que el enfrentamiento verbal comenzó mientras Valdez saludaba a la síndica de Ciudad Madera, Elsa Socorro Campos, causando sorpresa y alarma entre los presentes.

Condena Generalizada a la Violencia

“La actitud de Prieto Carreón no tiene justificación y debe ser condenada categóricamente por todas las fuerzas políticas y la sociedad civil,” declararon varios denunciantes, calificando las acciones del alcalde en funciones como deplorables. Los quejosos enfatizaron que la transparencia y la justicia deben prevalecer para asegurar que la voluntad del pueblo expresada en las urnas el pasado 2 de junio sea respetada.

Este incidente ha puesto en evidencia las tensiones subyacentes en la política local, a pesar de un proceso electoral que había transcurrido de manera pacífica. La agresión verbal del alcalde Prieto Carreón hacia Valdez ha generado una ola de reacciones de repudio, con llamados a la calma y al respeto mutuo entre los distintos actores políticos.

Un Panorama Electoral Participativo

La competencia cerrada entre Prieto Carreón y Jáquez es un reflejo del alto nivel de participación cívica en Ciudad Madera. Sin embargo, los líderes políticos tienen la responsabilidad de actuar como modelos de integridad y respeto, promoviendo el diálogo y la construcción de acuerdos en lugar de fomentar divisiones.

Los hechos ocurridos ayer son un recordatorio de que, en tiempos de alta tensión electoral, la conducta de los dirigentes puede tener un impacto significativo en la estabilidad y cohesión de la comunidad. La situación exige una respuesta contundente y unificada en favor de la paz y la democracia.

En las próximas semanas, Ciudad Madera estará observando de cerca cómo se desarrollan los acontecimientos y las respuestas de sus líderes. La esperanza es que este incidente sirva como un punto de inflexión para reforzar el compromiso con los principios democráticos y el respeto a la voluntad popular.