Sentencian a mader de Ohio por matar a su hija diabética; le daba a beber soda en biberón

Ohio, EE.UU. – Tamara Banks, una madre de Ohio, ha sido sentenciada a un mínimo de nueve años de prisión tras ser declarada culpable del asesinato de su hija de cuatro años, Karmity Hoeb. La tragedia ha conmocionado a la comunidad local y ha puesto de manifiesto graves problemas de negligencia infantil.

La pequeña Karmity fue alimentada principalmente con Mountain Dew mediante un biberón, lo que resultó en una severa desnutrición y una falta de atención médica adecuada. En marzo, Tamara Banks se declaró culpable de homicidio involuntario por la muerte de su hija en 2022.

La negligencia de Banks llevó a Karmity a sufrir serios problemas de salud. A pesar de las claras señales de que la niña necesitaba ayuda médica urgente, su madre se negó a buscarla hasta que la situación se volvió crítica. En ese momento, Karmity comenzó a ponerse azul y dejó de respirar. Los exámenes médicos revelaron que la niña había sufrido muerte cerebral y murió debido a una cetoacidosis diabética, una complicación grave de la diabetes no tratada.

La tragedia se agrava con la revelación de que otro hijo de Banks, también de cuatro años, entró en coma debido a una diabetes no diagnosticada. Este segundo caso subraya el patrón de negligencia y la falta de cuidados adecuados por parte de la madre.

Christopher Hoeb, el padre de Karmity, también se declaró culpable de homicidio involuntario y enfrentará su sentencia en junio. La condena de ambos padres marca un desenlace legal para una serie de eventos que culminaron en la trágica pérdida de una niña pequeña y la grave afectación de otro menor.

El caso de Tamara Banks destaca la importancia de la atención médica y la vigilancia constante en el cuidado de niños con condiciones de salud graves como la diabetes. La comunidad espera que esta sentencia sirva como un recordatorio de la necesidad de proteger y priorizar el bienestar de los más vulnerables.