Condena EE.UU. solicitud de órdenes de arresto de Corte Internacional para líderes israelíes

Foto: El Imparcial

La Haya – El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) ha anunciado su intención de solicitar órdenes de aprehensión contra líderes israelíes y de Hamás debido a las acciones cometidas durante los últimos siete meses de conflicto. Este anuncio ha generado fuertes reacciones en la comunidad internacional.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó la solicitud del fiscal jefe de la CPI, Karim Khan, de arrestar a funcionarios israelíes. Biden afirmó que “independientemente de lo que este fiscal pueda implicar, no hay equivalencia –ninguna– entre Israel y Hamás”. Reafirmó el apoyo incondicional de Estados Unidos a Israel, destacando su compromiso con la seguridad del estado israelí.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, calificó el intento de la CPI como “vergonzoso”. En una declaración contundente, Blinken señaló: “Hamás es una organización terrorista brutal que llevó a cabo la peor masacre de judíos desde el Holocausto y todavía mantiene como rehenes a decenas de personas inocentes, incluidos estadounidenses”. Además, reiteró la postura de Estados Unidos de que la CPI no tiene jurisdicción sobre este conflicto.

El anuncio de Karim Khan se produjo en un contexto de escalada en la región. El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, uno de los funcionarios para quienes Khan busca una orden de arresto, declaró que el ejército israelí ampliará sus operaciones en la ciudad de Rafah, ubicada en el sur de Gaza, como parte de sus esfuerzos para desmantelar a Hamás.

Este movimiento de la CPI y las respuestas de líderes internacionales subrayan la complejidad y la tensión del conflicto en la región, así como las divisiones sobre cómo abordar las violaciones de derechos humanos y los actos de violencia cometidos por ambas partes. Las próximas semanas serán cruciales para observar cómo se desarrollan estos eventos y qué impacto tendrán en el terreno.