Agua de jamaica: una bebida saludable y tradicional con múltiples beneficios

México.- El agua de jamaica no solo es una opción refrescante para saciar la sed en los días calurosos, sino que también ofrece una variedad de beneficios para la salud. Esta bebida, originaria de la flor de hibisco, es conocida por su color rojo intenso y su sabor ligeramente ácido, lo que la convierte en una alternativa popular y deliciosa.

La infusión de jamaica, también llamada “agua de flor de jamaica”, está repleta de nutrientes esenciales. Entre los componentes destacados se encuentran las vitaminas A, C, B1 y E, así como minerales como hierro, fosfato y calcio. Además, es una buena fuente de fibra. Estos nutrientes contribuyen a una serie de beneficios para la salud, que van desde la mejora del sistema inmunológico hasta la promoción de una piel saludable.

Propiedades Terapéuticas

Según el Poder del Consumidor, la flor de jamaica es conocida por sus propiedades terapéuticas y medicinales. Esta planta concentra múltiples fitoquímicos, que son compuestos bioactivos con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antihipertensivas. Estos compuestos ayudan a combatir el envejecimiento prematuro, reducir el colesterol y el azúcar en sangre, y mejorar la salud cardiovascular al inhibir una enzima clave en los procesos cardiovasculares.

El Gobierno de México destaca que el agua de jamaica es útil para bajar de peso, combatir los síntomas de la gripe, tratar enfermedades estomacales y mejorar la salud del corazón. También es utilizada para aliviar molestias de la piel, como úlceras y abscesos, y para tratar problemas menstruales en las mujeres. Otros estudios han mostrado que la flor de jamaica tiene propiedades diuréticas, laxantes y antibacterianas, lo que la hace efectiva contra la hipertensión, la obesidad y enfermedades cardiovasculares, según la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Origen y Uso Tradicional

La flor de jamaica, o hibisco, es originaria de África occidental, pero se cultiva en regiones tropicales y subtropicales de todo el mundo, incluyendo América, el Caribe, Asia y algunas partes de Estados Unidos. En muchas culturas, esta planta se utiliza tanto en la cocina como en la medicina tradicional debido a sus propiedades nutricionales y beneficios para la salud.

En México, Guerrero es el principal productor de flor de jamaica. En municipios como Tecoanapa, Ayutla, Juan R. Escudero y San Marcos, su cultivo es una tradición cultural. Las flores (cálices) de la planta son particularmente valiosas, ya que se usan para elaborar una variedad de productos, incluyendo bebidas, dulces, salsas, mermeladas, concentrados, té y licor. Además, son una fuente potencial de colorantes y saborizantes para alimentos, así como de productos cosméticos y farmacéuticos.

El agua de jamaica no solo es una bebida refrescante y sabrosa, sino también una fuente rica en nutrientes y propiedades medicinales. Con sus múltiples beneficios para la salud y su uso tradicional en la cocina y la medicina, esta infusión sigue siendo una opción popular y saludable en diversas culturas alrededor del mundo.

Con información de Aristegui Noticias