Congreso de Chihuahua exige ajuste presupuestal para guarderías subrogadas del IMSS

Chihuahua.- La 67 Legislatura del Congreso del Estado de Chihuahua ha solicitado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que realice un ajuste presupuestal necesario para garantizar el funcionamiento de las estancias infantiles subrogadas en todo el país, con especial énfasis en el Estado de Chihuahua.

Por unanimidad, se aprobó una moción que busca asegurar el pago a los prestadores de servicios de guarderías subrogadas en Ciudad Juárez. Además, se solicitó que las cuotas patronales en la zona fronteriza sean diferentes a las del resto del Estado, reconociendo las particularidades económicas de la región.

El IMSS ha afirmado desde su portal oficial que la primera etapa de la vida es fundamental para el desarrollo de capacidades, habilidades y competencias que acompañarán a las personas el resto de sus vidas. Este compromiso subraya la importancia de los servicios de guardería para los trabajadores y sus hijos. Sin embargo, esta declaración contrasta con los cierres constantes de estancias infantiles subrogadas debido a problemas de financiamiento y descapitalización, afectando significativamente al Estado de Chihuahua y particularmente a Ciudad Juárez.

Según el Grupo Nacional de Trabajo de Guarderías Subrogadas del IMSS, de las 1,536 guarderías subrogadas registradas en 2009, ya han cerrado 300. Cabe destacar que más de mil de estas guarderías operan bajo contratos o convenios, lo que significa que la mayoría no son propiedad del IMSS.

La crisis actual que afecta a miles de familias en todo el país, desde Yucatán hasta Coahuila y Sonora, tiene su raíz en el incremento de los costos operativos, que ha superado el 100% en los últimos cinco años. Este aumento contrasta con el incremento mínimo del 41% en las cuotas para su funcionamiento, creando una disparidad insostenible.

Durante la discusión en el Congreso, se resaltó que los servicios de guardería son fundamentales para miles de padres y madres de familia en México y Chihuahua. Estos servicios no solo brindan cuidado y alimentación de calidad, sino también educación inicial y supervisión médica a los niños, haciendo de las guarderías una prestación invaluable.

El panorama actual exige una urgente actualización presupuestal. Las guarderías no deben ser vistas como un lujo, sino como un derecho esencial. Así como los patrones están obligados a cubrir sus cuotas anualmente ajustadas según el salario, las estancias infantiles necesitan un ajuste más allá de la inflación para evitar su quiebra.

El cumplimiento de estas obligaciones es crucial para garantizar el bienestar de las familias y el desarrollo adecuado de la infancia en México. La solicitud del Congreso de Chihuahua al IMSS es un paso importante para abordar esta problemática y asegurar que las guarderías subrogadas puedan seguir operando y brindando sus servicios vitales a la comunidad.