Propuesta “indecorosa” de Alito Moreno impulsa la popularidad de Máynez

Ciudad de México.- En el paisaje político de las elecciones presidenciales de 2024, Jorge Álvarez Máynez emerge como un jugador clave, acaparando la atención mediática esta semana y generando especulaciones sobre su potencial papel como factor decisivo el día de las elecciones.

El Barómetro Electoral Bloomberg, en su última edición con dos nuevas encuestas, muestra un aumento en la intención de voto para Álvarez Máynez, llegando al 13 por ciento. Este incremento en su respaldo electoral resta apoyo a la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, quien mantiene una posición sólida con el 57 por ciento de intención de voto.

Con estos movimientos en el tablero político, no sorprende que las llamadas para que Álvarez Máynez decline a favor de la principal candidata de la oposición, Xóchitl Gálvez, estén en aumento. Alejandro Moreno, líder del PRI, incluso llegó al extremo de ofrecer renunciar a su cargo y a su candidatura al Senado si Álvarez Máynez se retira antes del tercer y último debate presidencial, programado para el próximo 19 de mayo.

A pesar de estas presiones, Álvarez Máynez ha calificado estas maniobras como actos de “desesperación”. Aun así, incluso miembros de su propio partido, Movimiento Ciudadano, le han instado a retirarse para consolidar fuerzas y derrotar al partido gobernante.

Sin embargo, incluso en el escenario poco probable de que Álvarez Máynez abandone la contienda y todos sus partidarios respalden a Gálvez, Sheinbaum mantendría una ventaja cómoda en las encuestas.

Mientras tanto, los votantes mexicanos se centran en dos temas clave: la economía y la seguridad. La gestión económica del presidente Andrés Manuel López Obrador ha superado las expectativas de crecimiento, pero persisten preocupaciones sobre el declive financiero de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la seguridad del país.

Para muchos votantes, el tema de la seguridad es prioritario, ya que las tasas de homicidio se mantienen cerca de los máximos históricos. Gálvez ha centrado su campaña en este tema, promoviendo la idea de “un México sin miedo”.

Los críticos del enfoque de López Obrador en materia de seguridad señalan que ha desviado recursos de las Fuerzas Armadas hacia proyectos de infraestructura, en lugar de abordar directamente el problema de la violencia. Este tema continuará siendo un punto clave de debate en la recta final de la campaña electoral.