¿Atún en agua o en aceite? ¿Cuál es mejor según los expertos?

Foto: Directo al Paladar

El atún es uno de los pescados que se encuentran con mayor disponibilidad en el supermercado, ya sea fresco o enlatado. Pero, alguna vez te has preguntado, ¿cuál es mejor comer: atún en agua o en aceite? A continuación, te revelamos lo que dicen los expertos.

Este alimento que, resulta una opción cuando no tienes suficiente tiempo para cocinar o te encuentras al final de quincena gracias a su costo, resulta con diferencias en sus presentaciones en agua y en aceite como las podemos encontrar en el mercado.

¿Cuáles son los beneficios nutricionales de comer atún?

De acuerdo con información de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, incluir atún en tu alimentación puede favorecer a tu organismo gracias a que:

  • Mejora tu salud defensiva: Con su abundancia en vitaminas A y D, el atún fortalece el sistema nervioso y promueve una cicatrización más efectiva.
  • Beneficia el corazón: El Omega-3 presente en el atún es un aliado en la prevención de infartos al reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Potencia los músculos: Gracias a su elevado contenido proteico, el consumo de atún contribuye a la formación y mantenimiento muscular.

¿Es mejor comer atún enlatado en agua o en aceite?

Según el Dr. William Arias, medico Funcional, experto en obesidad, diabetes y metabolismo y, quien también es creador de contenido en redes sociales, indica que antes de contestar si es mejor comer atún en agua o en aceite dijo:

Se debe estar consciente de no consumir más de dos latas, esto debido a que se trata de un pez que “presenta una acumulación de mercurio muy alta”, es por ello, que también “se recomienda consumirlo de manera esporádica”.

Regresando a la premisa sobre si es mejor comer atún en agua o en aceite, señaló que aquellos atunes enlatados que contienen aceite “pierden gran parte de su contenido de Omega-3, porque se diluye ahí, entonces si te interesa conservar el contenido de Omega-3 en el atún, que sea en agua”.

Esto se puede corroborar perfectamente con lo que indica Tufts University Health & Nutrition Letter, una guía de estilo de vida para lograr una mejor salud, que señala que las sardinas y el salmón enlatados son opciones sostenibles, sin embargo, cuando “el pescado se enlata en aceite, algunas de las grasas Omega-3 pueden migrar al aceite circundante y perderse cuando se escurre el pescado”.

Es por ello, que la opción es elegir aquellos pescados envasados en agua, pues el atún blanco enlatado en aceite pierde hasta tres cuartas partes de sus omega-3 respecto al pescado envasado en agua, mientras que gana la mitad de calorías.

No obstante, también se señala que este método de conservación daña nutrientes como la vitamina C, pero pescados como la sardinas, el salmón y la caballa superan su contenido de calcio sobre los productos frescos o congelados, debido a que están enlatados con sus espinas.

Con información de Directo al Paladar MX