Gentrificación: bromea Amlo con pedir visa para ingresar a México a estadounidenses

Foto: SDP Noticias

Ciudad de México.- En un tono ligero pero con un trasfondo revelador, el presidente Andrés Manuel López Obrador compartió una anécdota con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante su conferencia matutina del lunes 13 de mayo. En esta anécdota, López Obrador mencionó en broma a Biden que México podría volverse más riguroso en la entrega de visas a ciudadanos estadounidenses debido al creciente número de ellos que llegan a la Ciudad de México y otras partes del país.

Aunque AMLO enfatizó que se trataba de una broma y reiteró la bienvenida de México a los ciudadanos estadounidenses, su comentario destaca una realidad subyacente: el fenómeno de la gentrificación que está teniendo lugar en diversas partes de México. Sin mencionar explícitamente la gentrificación, el presidente sugirió sutilmente cómo la llegada masiva de estadounidenses, muchos de los cuales son trabajadores remotos, está cambiando las dinámicas locales y, en algunos casos, aumentando el costo de vida para los habitantes locales.

En su relato, López Obrador mencionó cómo le comentó a Biden sobre la creciente presencia de estadounidenses en ciudades como la Ciudad de México, Yucatán, Jalisco y Baja California Sur, donde muchos de ellos están construyendo viviendas y estableciéndose de manera permanente.

Esta situación, aunque tratada con humor, refleja una realidad que no solo se experimenta en México, sino también en otros países latinoamericanos y alrededor del mundo. Por ejemplo, en Brasil, los ciudadanos de Estados Unidos, Canadá y Australia ahora necesitan visas para ingresar al país en respuesta a las políticas restrictivas impuestas por estos países a los ciudadanos brasileños.

En España, la retirada de la “visa dorada” para inversionistas extranjeros, que anteriormente permitía la residencia a cambio de comprar propiedades de alto valor, muestra cómo las políticas pueden cambiar en respuesta a la gentrificación y sus efectos negativos en la población local, especialmente los jóvenes que enfrentan dificultades para acceder a la vivienda.

El ejemplo reciente de Canadá implementando visas a pesar de ser un socio comercial en el marco del T-MEC también es un recordatorio de cómo las políticas de reciprocidad pueden influir en las relaciones internacionales. En este contexto, el comentario de López Obrador no solo es una anécdota humorística, sino también un recordatorio de los desafíos y cambios que enfrentan las sociedades en un mundo globalizado.