Confirma Samsung hackeo a su servidor que pone en riesgo datos de los usuarios

Los datos de un número no especificado de clientes de Samsung fueron sustraídos de los servidores de la compañía a finales de julio pasado, según informó la propia empresa en un comunicado oficial.

La información que se toma de cada cliente es diferente en cada caso. Samsung garantiza que los datos relacionados con la seguridad social o la tarjeta de crédito no se vean afectados. Sin embargo, los piratas informáticos pudieron obtener el nombre, los datos de contacto, la demografía, la fecha de nacimiento y la información de registro del producto.

Esta información se extrae de ciertos sistemas Samsung en los Estados Unidos

El incidente ocurrió a fines de julio y principios de agosto pasado cuando se identificó después de una investigación interna, que cierta información no especificada del cliente se había visto afectada. En principio, el problema solo debería afectar a los clientes con cuentas registradas en EE. UU.

Samsung ha asegurado que está contactando a los afectados por este incidente de seguridad. Si un usuario no ha recibido un correo electrónico o un contacto de Samsung, no hay de qué preocuparse por el momento.

Sin embargo, como regla general, aún debe verificar la actividad reciente de la cuenta en busca de posibles inicios de sesión no autorizados, usar contraseñas seguras e incluso habilitar la verificación en dos pasos.

Qué está haciendo Samsung al respecto

“Estamos comprometidos con proteger la seguridad y privacidad de nuestros clientes. Hemos contratado a expertos líderes en seguridad cibernética y nos estamos coordinando con las autoridades”, asegura la compañía en un comunicado. “Continuaremos trabajando diligentemente para desarrollar e implementar cambios inmediatos y a largo plazo para mejorar aún más la seguridad en todos nuestros sistemas”.

Asimismo, le recomiendan a los usuarios tres puntos muy importantes:

– Mantenerse cauteloso con cualquier comunicación no solicitada que solicite su información personal o remita al usuario a una página web que pida información personal.

– Evitar hacer clic en los enlaces o descargar archivos adjuntos de correos electrónicos sospechosos.

– Revisar las cuentas en busca de actividad sospechosa.

No es la primera vez que Samsung sufre un hackeo

A principios de este año, Samsung también fue víctima de un hackeo. El responsable, en esta ocasión, es Lapsus$, un grupo que también extrae información de otras empresas tecnológicas como Nvidia.

En concreto, se extrajeron casi 200 GB de datos confidenciales de la empresa, incluido el código fuente de varias tecnologías desarrolladas por la propia empresa. Lo que no se extrae, según Samsung, es que la información del cliente se mantenga confidencial.

Hubo una brecha de seguridad relacionada con ciertos datos internos de la empresa”, dijo la empresa en un comunicado difundido por Bloomberg News en marzo del presente año. Aclararon también que no se anticipó ningún impacto en sus negocios o para con sus clientes.

“Según nuestro análisis inicial, la violación involucra algún código fuente relacionado con el funcionamiento de los dispositivos Galaxypero no incluye la información personal de nuestros consumidores o empleados. Actualmente, no anticipamos ningún impacto en nuestro negocio o clientes. Hemos implementado medidas para evitar más incidentes de este tipo y continuaremos sirviendo a nuestros clientes sin interrupciones”, según detallaron en el comunicado de aquel entonces.

A su vez se publicó el código secreto de otras empresas vinculadas, como Qualcomm. Cabe señalar que la surcoreana aclaró que se robó información personal de sus clientes. La empresa dijo haber reforzado sus medidas de seguridad interna con el objetivo de proteger a los usuarios de cualquier eventualidad vinculada a este episodio.

Con información de Infobae