*Maru quiere preguntas a modo *Se robaron unas memorias los de comunicación del Estado *Por fin se va el rector de la UACh

A la usanza de César D. J,, la gobernadora Maru Campos, ha tomado una actitud de censura contra la prensa, y es que ahora resulta que sólo atiende los cuestionamientos cuando se tratan de los temas que ella pide que se le pregunte.

Así lo dejó ver durante el evento del 60 aniversario del tren Ch-P, en donde Maru Campos utilizó el espacio para responder a los medios de comunicación, sólo con la condición de que le preguntaran cosas del ferrocarril y del turismo.

Tampoco permitió que los reporteros abordaran a su jefe de gabinete, Luis Serrato y a la secretaria de Economía, María Angélica Granados Trespalacios, a quienes pidió mantenerse alejados de las cámaras.

El motivo pudiera obedecer a la serie de señalamientos entorno a la excesiva contratación de los créditos a corto plazo, pues tan sólo en 3 meses, ha pedido más que Javier Corral en 5 años, y lo que falta…

********

Por cierto, en ese mismo evento, se entregaron algunas bolsas de material amigable con el medio ambiente, las cuales contenían un bolígrafo, una libreta y un cubrebocas; los presentes se obsequiaron a las personas ahí reunidas.

Hasta ahí todo bien, sin embargo, minutos después se reveló que el personal adscrito al departamento de mercadotecnia del tren Ch-P, y en coordinación con los subordinados de la coordinadora de comunicación del gobierno, Adriana Ruíz, se encargaron de ordeñar las bolsas.

Resulta que le metieron mano a los obsequios antes de entregarlos, y a todas y cada una de las bolsas, les fue robada una memoria USB conmemorativa a las décadas del ferrocarril, la cual estaba forrada con un vagón de pasajeros, creado minuciosamente en plástico blando.

El problema no es hurto de los dispositivos, sino que el patrón de conducta de los empleados, pues seguramente así como ellos se roban cosas insignificantes, seguramente sus jefes le meten la mano al cajón, acción que se repite en el primer nivel, en donde le meten la pluma a la chequera oficial.

********

Ya es un hecho la renuncia del rector de la UACh, Luis Fierro, y es que sobrellevar las consecuencias de su locura se convirtió en algo insoportable hasta para él mismo, y tras los embates y las presiones que salieron desde el Palacio de Gobierno, este jueves se oficializará su salida por la puerta de atrás.

Luis Fierro, se va y deja un tremendo caos en la máxima casa de estudios, a la que intentó reconvertir en el jardín de niños más grande del país, impuso un fracasado modelo académico, se equivocó en íntegras las decisiones encaminadas a la obra de infraestructura, y por si fuera poco, se enriqueció desmedidamente con el dinero del alumnado.

Agachón de Javier Corral, el rector intentó caer en blandito con la presente administración, pero los besos de pies, le llegaron muy tarde a la gobernadora, quien ya venía con la espada desenvainada, lista para mochar esa cabeza de mucha carne y poco ceso.