5 estrategias para contener el COVID-19 en los centros de trabajo

Las secretarías del Trabajo y Salud emitieron una guía para los trabajadores durante la pandemia

Así como hay miles de personas que trabajan desde casa o se mantienen en resguardo, también están los trabajadores que no han parado en la emergencia sanitaria porque sus actividades son consideradas como esenciales.

Por ello, las autoridades han actualizado una guía con 5 estrategias a seguir en los centros de trabajo para contener la diseminación del COVID-19.

El documento publicado por la Secretaría del Trabajo y la Secretaría de Salud establecieron medidas según riesgos por ocupación o condición de vulnerabilidad de la clase trabajadora. También contempla recomendaciones para planear, capacitar, prevenir, proteger y monitorear la epidemia en los centros laborales.

En las medidas de protección, las dependencias refieren que se deberá enviar a casa al personal con síntomas de la enfermedad. Y aquellos que presenten dificultad para respirar, dolor en el pecho, o formen parte de uno de los grupos de mayor riesgo de presentar complicaciones y muerte por COVID-19, deben ser enviados al centro de atención médica más cercano.

Guía de acción para los centros de trabajo ante le COVID-19 (Foto: SSA)

Guía de acción para los centros de trabajo ante le COVID-19 (Foto: SSA)

Los trabajadores con mayor riesgo por su ocupación son aquellos del sector salud y relacionados con el tratamiento de infectados.

Entre los primeros estarían médicos, enfermeras, dentistas y laboratoristas. Y en el segundo grupo: paramédicos, técnicos médicos, forenses, chóferes y personal de ambulancias, de intendencia en sanitización de hospitales y quienes laboran en depósitos de cadáveres.

Estos trabajadores están en exposición elevada con fuentes conocidas o sospechosas de contagio.

Por clasificación de condiciones físicas o de salud, las personas más vulnerables son los adultos mayores de 60 años; mujeres embarazadas o en periodo de lactancia; personas con discapacidad; aquellos trabajadores que tienen enfermedades crónicas no transmisibles como hipertensión, lupus, cáncer, diabetes, obesidad, enfermedad cardíaca o insuficiencia hepática; y los trabajadores con algún padecimiento farmacológico.

Guía de acción para los centros de trabajo ante le COVID-19 (Foto: SSA)

Guía de acción para los centros de trabajo ante le COVID-19 (Foto: SSA)

Estas son las 5 estrategias para contener el COVID-19 en los centros de trabajo:

Promoción de la salud

Estrategia para prevenir y controlar la propagación del coronavirus en el lugar de trabajo:

  • Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente o bien, usar soluciones a base de alcohol gel al 70%
  • Cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar, con un pañuelo desechable o el ángulo interno del brazo
  • No escupir. Si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos
  • No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos
  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros
  • Ventilar y permitir la entrada de luz solar

Sana distancia

Estrategia para modificar hábitos de interacción y adecuación de espacios a 1.5 metros de distancia en ambientes intramuros y extramuros:

  • Evitar el hacinamiento en espacios y garantizar la oferta permanente de agua potable, jabón, papel higiénico, gel con base de alcohol y toallas desechables para el secado de manos
  • Establecer horarios alternados de comidas, baños y actividades cotidianas para reducir el contacto entre personas
  • Incrementar el número de vehículos destinados al transporte de personal, con el fin de reducir el hacinamiento y reducir la posibilidad de contagios, intentando mantener en manera de lo posible una sana distancia y la ventilación del transporte

Control de ingreso-egreso

  • Instrumentar un control de ingreso-egreso de los trabajadores y clientes, con la toma de temperatura para identificar a personas con signos de enfermedades respiratorias, tos, flujo nasal o dificultad para respirar. Esto, para decidir si el personal se remite o no , a su domicilio en aislamiento voluntario y disminuir el riesgo de contagio

Resguardo domiciliario corresponsable

Estrategia para el personal identificado con mayor riesgo por su condición de edad, embarazo, padecimientos crónicos o farmacológicos:

  • Limitación voluntaria de movilidad, permaneciendo en el domicilio de residencia durante la duración de la Jornada Nacional de Sana Distancia, periodo durante el cual la persona trabajadora recibirá su salario.

Aislamiento

Estrategia ante personal contagiado o expuesto al COVID-19:

  • Separación y restricción del movimiento de un trabajador con contagio confirmado de COVID-19, o haya estado expuesto al agente biológico infeccioso. Esto, durante 14 días o el tiempo necesario para la recuperación y así evitar un contagio posterior en la comunidad

También se suspenderán las concentraciones físicas que involucren una cantidad superior a 50 personas en espacios cerrados, o que impliquen actividades en las que no se pueda implementar una distancia de 1.5 a 2.0 metros entre cada puesto de trabajo o persona trabajadora, incluyendo el tránsito o desplazamiento de personas a su centro de trabajo.

Guía de acción para los centros de trabajo ante le COVID-19 (Foto: SSA)

Guía de acción para los centros de trabajo ante le COVID-19 (Foto: SSA)

Adicionalmente, las autoridades recomiendan algunas acciones para planificar, prevenir y monitorear la expansión de la pandemia en los centros de trabajo. Entre ellas, destacan:

  • Designar al personal responsable de mantener informado a todos los colaboradores del centro de trabajo respecto a las indicaciones de la autoridad sanitaria
  • Identificar dentro del centro de trabajo al personal en mayor riesgo que por su condición deban aplicar estrictamente el resguardo domiciliario corresponsable
  • Identificar las funciones que por su grado de exposición o atención al público sean más riesgosas
  • Informar a los trabajadores sobre los signos, síntomas y medidas planteadas en la Jornada Nacional de Sana Distancia por COVID-19
  • Evitar el retorno de trabajadores enfermos sin contar con la evaluación médica pertinente
  • Fomentar y brindar confianza para que las y los trabajadores se retiren ante la presencia de síntomas de la enfermedad, a través de la simplificación de trámites de incapacidad y la eliminación de descuentos por ausencia.
  • Colocar en múltiples lugares visibles las infografías oficiales y distribuirlas a través de los medios disponibles
  • Dar a conocer entre las y los trabajadores el teléfono de emergencia de la autoridad sanitaria que es el: 800-0044-800
  • Capacitar a los trabajadores sobre las medidas de prevención y de limpieza, aquellos relacionados con el lavado frecuente de manos, la etiqueta respiratoria y el saludo a distancia
  • Preparar a trabajadores para que puedan asumir y realizar diferentes funciones ante posible ausentismo, incluyendo el uso de tecnologías para el teletrabajo
  • Acceder al kit de herramientas, guía y consejos prácticos para aprovechar al máximo el teletrabajo en el enlace: www.gob.mx/juntosporeltrabajo
  • Flexibilizar el trabajo, permitir la reorganización de los turnos y el escalonamiento de las jornadas laborales, así como el uso de las tecnologías para minimizar el contacto directo, incluyendo el teletrabajo.
  • Limpieza permanente del centro de trabajo y los lugares de labor, incluidos los destinados a los servicios de alimentos, de descanso y, en su caso de pernocta, utilizando los productos de limpieza adecuados para prevenir la propagación del virus
  • Llevar el registro del personal incapacitado y evaluar posibles casos de contagio
  • Igual se recomienda un monitoreo sobre los trabajadores en aislamiento

La tabla muestra el tipo de profesiones que más riesgo tienen de contraer el COVID-19 (Foto: SSA)

La tabla muestra el tipo de profesiones que más riesgo tienen de contraer el COVID-19 (Foto: SSA)

Los empleadores deberán proveer de productos sanitarios y de equipo de protección personal a las y los trabajadores, incluyendo cubrebocas, lentes protectores y/o caretas. Además, el centro de trabajo deberá contar con depósitos de productos desechables y de uso personal.

Si el centro de trabajo pertenece a un sector fundamental y puede seguir laborando, deberán suspenderse las actividades no esenciales en el centro, es decir, aquellas que no afecten sustancialmente las operaciones.

Según la Secretaría de Salud, 80% de las personas contagiadas con COVID-19 se sentirán mal pero no tendrán complicaciones; 20% presentarán síntomas, lo que hará necesario que asistan al hospital. Sólo la cuarta parte de las personas hospitalizadas necesitará cuidados mayores como ventiladores para ayudarles a respirar. Ocho de cada 10 personas que necesitan cuidados mayores tienen padecimientos como: diabetes, hipertensión y sobrepeso.

Con información de Infobae.