Trombosis, la enfermedad que aqueja a Nicolás Castillo y que le quitó la vida a Miguel Calero

Por un tratamiento anticoagulante, el ariete chileno podría estar sin actividad por más de un año

Nicolás Castillo se recupera de la operación del tendón del recto femoral a la que fue sometido, además de la trombosis que sufrió después de la intervención quirúrgica. Aunque hace unos días dejó el hospital donde estaba internado, el delantero chileno puede alejarse un largo tiempo de las canchas.

Esta enfermedad que aqueja al futbolista azulcrema lo mantendría en tratamiento de aproximadamente un año. Por esta razón, a continuación explicamos qué es la trombosis, cómo se trata y cómo será la recuperación del delantero argentino.

¿Qué es la trombosis?

Nico Castillo fue dado de alta (Foto: Twitter @ClubAmerica)

Nico Castillo fue dado de alta (Foto: Twitter @ClubAmerica)

Liliana Chávez Guzmán, angióloga especialista en cirugía vascular, habló con el sito Medio Tiempo sobre esta enfermedad. “Las trombosis son coágulos en una vena o una arteria, pero estas causas son diferentes. Lo importante es evidenciar cuál es la causa”, explicó.

La especialista consideró que Nicolás Castillo está fuera de peligro, ya que la trombosis que presentó se pudo derivar de la operación que le realizaron. Añadió que esta situación es algo común en las cirugías ortopédicas, y no por una enfermedad congénita.

Las cirugías ortopédicas siempre tienen un riesgo elevado de presentar trombosis, por eso es que se consideran cirugías de alto riesgo

Sin embargo, Chávez Guzmán señaló que Nico tiene que mantenerse en vigilancia constante. “Se tiene que mantener con anticoagulación para evitar formación de coágulos, y la revisión constante porque en este caso fue una arteria y, al presentarse una trombosis en una arteria, quiere decir que esa arteria tiene ciertas lesiones y se tiene que mantener en vigilancia constante”, expuso.

El apoyo del América

América apoyará al delantero en su recuperación (Foto: Troy Taormina/ USA TODAY)

América apoyará al delantero en su recuperación (Foto: Troy Taormina/ USA TODAY)

De acuerdo con el diario Récord, una fuente cercana al Nido, de la que no mencionaron el nombre, comentó que los médicos del club y especialistas esperan que la recuperación de Nico sea de aproximadamente un año. Esto por el tratamiento de la trombosis que requerirá de anticoagulantes por nueve meses.

La fuente agregó que el ariete se sometará a un plan de trabajo especial para la recuperación de masa muscular y acondicionamiento físico, esto por la inactividad que tendrá. Además, cuando regrese a los entrenamientos, tendrá un lapso de adaptación para que volver a su ritmo en el campo de juego.

El medio menciona que la directiva de las Águilas está consciente de la complicada situación del romperedes y le darán el apoyo que necesita. Como aún tiene dos años de contrato, el club le brindará la asistencia médica que necesita y le pagarán el 100% de su sueldo.

El agradecimiento de Nico

El nueve de febrero, por medio de su cuenta oficial de Instagram, Castillo mostró su alta médica del hospital y su salida del mismo en muletas. Además, agradeció a las personas que han estado con él y lo han apoyado, así como los mensajes de aliento para su pronta recuperación.

“Hoy, después de muchos días en hospital me voy agradecido, bendecido, caminando, con vida y mi pierna intacta, gracias a todos los doctores que hicieron posible y estuvieron en el momento preciso para yo estar aquí”, comentó el delantero en una publicación.

Señaló que está en incertidumbre por su futuro, pero está agradecido con la familia que tiene. “Hoy tengo un partido aparte, y no lo voy a perder! no sé lo que depare mi futuro, pero lo más valioso es que tengo una familia, amigos, compañeros, dirigentes, cuerpo técnico que no me dejaron solo nunca!”, expresó.

“GRACIAS a todos por sus preocupaciones, mensajes de ánimo, oraciones y buenas energías! Les deseo lo mismo que me desean pero por mil!”, finalizó en su mensaje.

Calero, víctima de la trombosis

Miguel Calero también sufrió una trombosis (Foto: EFE)

Miguel Calero también sufrió una trombosis (Foto: EFE)

En diciembre de 2016, el fútbol mexicano perdió a una de sus grande figuras: Miguel Calero. El arquero colombiano sufrió una trombosis que lo alejó de las canchas definitivamente, pero años después perdió la batalla contra la enfermedad y falleció por un infarto cerebral.

El médico que atendió al guardameta de Pachuca, José Antonio Torres, habló con ESPN sobre esta enfermedad por la que también atraviesa Nicolás Castillo. “Correcto, hasta dónde está mi conocimiento, después de haber ido a Estados Unidos, Argentina, a todas partes, a ver el caso de Miguel Calero, los especialistas coinciden que tiene que estar bajo tratamiento permanentemente después de una trombosis”, aseguró el médico.

Explicó que el tratamiento dura aproximadamente seis meses y el que paciente debe ser evaluando con exámenes de biometrías hemáticas, pruebas para ver cómo se encuentra por la cirugía. Además, comentó que en el caso de Miguel Calero, el uso de anticoagulantes se recomendó de por vida y por eso se aceleró su retiro de las canchas.

Sin embargo, José Antonio Torres comentó que la probabilidad de que se repita una trombosis es baja, pero se debe de tener un tratamiento adecuado. “En el caso de un paciente que esté bien tratado, bien anticoagulado, el porcentaje baja, pero sí hay posibilidades de que se vuelva a presentar un cuadro”, explicó.

“Tan es así que recuerdo lo de Miguel: tiene una trombosis en Monterrey, nos vamos a Estados Unidos a tratarlo. Se opera, se le pone un ‘stent’. Regresa, juega el Mundial de Clubes, todavía otro año con el club y definitivamente se retira porque el riesgo estaba latente. Ya retirado, se vuelve a manifestar la trombosis que desgraciadamente le quitó la vida”, finalizó el especialista.

Con información de Infobae.