Aumenta el número de mexicanos que busca asilo en EEUU: huyen de los cárteles

Cárteles

La creciente violencia que se vive en diversos estados de México, así como los más recientes hechos que se han vivido en ciudades fronterizas como la masacre a las familias LeBarón y Langford, han hecho que miles de familias quieran salir del país y pedir asilo en Estados Unidos.

Al menos la mitad de la familia Langford ha declarado que se irá a radicar a EEUU. Ellos son muestra de lo que viven miles de personas tanto en estados como Michoacán, Guerrero, Tamaulipas, Sinaloa, Veracruz, donde la violencia ha sobrepasado cualquier escala; los sicarios alcanzan nuevos niveles de violencia, ya no se detienen, incluso ni con mujeres o niños.

Tan sólo en Tijuana, hay aproximadamente entre 6.500 a 7.000 mexicanos en la lista de espera, para solicitar asilo, según estimó Al Otro Lado, una organización binacional que aboga por los derechos de los inmigrantes y brinda servicios legales pro bono a los migrantes.

En los últimos dos años se ha incrementado la llegada a México de miles de migrantes de todo el mundo, principalmente centroamericanos. Sin embargo esto representó a su vez una “oportunidad de negocio” para los cárteles de la droga, ya que además de asaltarlos, comenzaron a secuestrarlos y a pedir rescates con sus familiares de Estados Unidos o incluso con los de sus países de origen.

El 4 de noviembre Rhonita LeBarón y sus cuatro hijos fueron asesinados y calcinados por cárteles en Chihuahua Foto: (HERIKA MARTINEZ / AFP)

El 4 de noviembre Rhonita LeBarón y sus cuatro hijos fueron asesinados y calcinados por cárteles en Chihuahua Foto: (HERIKA MARTINEZ / AFP)

Luego de la amenaza del gobierno estadounidense de aumentar los aranceles si México no impedía la llegada de indocumentados a su frontera, en sólo 45 días, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador logró reducir cerca del 40% del flujo migratorio.

Sin embargo, el recrudecimiento de la violencia provocó que haya aumentado el número de mexicanos que buscan la protección del gobierno estadounidense.

97 muertos al día en México

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, aceptó que: “Los temas que generan mayor preocupación entre los mexicanos: inseguridad, 67,2%; desempleo, 32,8%; y el aumento de los precios, 28,1%.

A decir de Durazo esto es indicativo del “reto que estamos enfrentando para reordenar a los cuerpos de seguridad pública, sin el cual es imposible garantizar condiciones adecuadas de seguridad”, sin embargo justificó que recibieron el país con un crisis de inseguridad crónica “que marcó sexenios e incluso décadas”.

Subrayó que en el país hay un déficit de 77.239 policías. Aunado a eso, los uniformados también han recibido golpes arteros, un ejemplo de ellos fue lo ocurrido el 14 de octubre, cuando 14 policías fueron abatidos a tiros durante una emboscada en Aguililla, Michoacán por sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación.

En promedio en México se cometen 33 millones de delitos, y solo se denuncian 1 millón 924.000. Los delitos de mayor incidencia son robo o asalto en calle o transporte público, extorsión y fraude.

Y que son cinco los estados los que concentran el 41.5% de los homicidios dolosos: Guanajuato, Baja California, Estado de México, Jalisco y Chihuahua.

El pasado mes de septiembre se registraron 2.916 víctimas de homicidios y feminicidios en todo el país. Con ello la cifra de personas asesinadas en los primeros diez meses del actual sexenio asciende a 29.629 víctimas, el nivel mas alto de violencia homicida para un inicio de sexenio del que haya registro.

Los datos oficiales actualizados del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojan que en septiembre se registraron 2.825 víctimas de homicidio y 91 de feminicidio. Se trata de un promedio de 97 personas asesinadas todos los días.

Un portavoz de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) consideró que, debido a su cercanía fronteriza, los mexicanos son a los que menos se atienden al solicitar asilo.

Shaw Drake del consejo de políticas del Centro de Derechos Fronterizos de ACLU en El Paso, Texas. “Al rechazar a un mexicano, lo envías de vuelta a los brazos del país del que huye”, comentó para Los Angeles Times.

La fragilidad en la relación México-EEUU

En las últimas semanas la relación binacional ha atravesado por álgidos momentos: el fallido operativo para capturar a Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo” Guzmán, y la masacre de nueve integrantes de la familia LeBarón, quienes son ciudadanos México-estadounidenses.

El presidente Donald Trump ofreció ayudar a lucha contra los narcos. “Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, desate una GUERRA contra los cárteles de la droga y los borre de la faz de la tierra”, tuiteó.

En respuesta, el mandatario mexicano declinó: “No se puede combatir la violencia con más violencia”, dijo, y señaló que la estrategia de los presidente anteriores de movilizar a los militares contra los cárteles no sólo no los derrotó, sino que causó miles de muertes de ciudadanos.

Rich Glenn, subsecretario de estado adjunto para asuntos internacionales de narcóticos y aplicación de la ley de los EEUU, habló ante el Congreso el 30 de octubre, en donde dijo que la administración Trump no espera que México avance en la lucha contra el crimen organizado a menos que el nivel más alto del gobierno federal muestre un compromiso político para hacerlo. También manifestó que México necesita una estrategia integral para combatir el crimen organizado transnacional, y que no tiene una.

Sin embargo, López Obrador criticó los comentarios, calificándolos de “objetables” y “de mal gusto”. “Los funcionarios de otros países no deberían ofrecer opiniones sobre asuntos internos que sólo conciernen a nuestro gobierno”, respondió.

Imagínese si declarara que la estrategia (de seguridad) de Estados Unidos es mala porque permiten, sin control, la venta de armas que se introducen en México y causan la muerte de civiles”, dijo López Obrador.

Incluso la Secretaría de la Defensa Nacional de México ha estimado que hasta 70 % de las armas que usan los criminales en México provienen de EEUU, ante ello han puesto en marcha el operativo Frozen, que pretende sellar la frontera.

Información de Infobae