Proponen castración química a violadores en CDMX

Ciudad de México.- Este jueves, en sesión ordinaria del Congreso de la Ciudad de México, se propuso una iniciativa para implementar la castración química a violadores, y aunque no es la primera vez que se propone, la medida no ha avanzado y nuevamente fue turnada a comisiones para su análisis, sin embargo hay pros y contras de que esta medida sea aplicable.

En México, algunos legisladores y candidatos a cargos de elección popular, también han propuesto la castración química para criminales sexuales, por lo menos en Chihuahua, Puebla y el Estado de México. Pero la medida sigue siendo controversial, ante los tratamientos costosos para el Estado contra la efectividad de su aplicación.

Es un contexto preocupante ante la incidencia en aumento de feminicidios y la violencia sexual, donde casi tres mujeres son asesinadas al día, además de que por lo menos 49 sufren abuso sexual.

La tasa de violación de niñas y niños en México es de 1,764 por cada 100 mil, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Además, cinco mil de cada 100 mil sufren tocamientos.

Se calcula que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños sufren violación antes de cumplir la mayoría de edad Foto: Archivo
Se calcula que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños sufren violación antes de cumplir la mayoría de edad Foto: Archivo

Los tres estados con mayor incidencia de violaciones son: Tlaxcala, Querétaro y Chihuahua.

De entre los casos denunciados, se encuentran los delitos sexuales, donde las cifras suman 1,530 casos de abuso en tan solo un mes, dando una estadística en promedio de 51 mujeres agredidas sexualmente por día, dejando un margen de cifra negra en el que se desconoce a las víctimas y sin añadir a todas aquellas que guardan y/o guardaron silencio por miedo a represalias.

Se calcula que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños sufren violación antes de cumplir la mayoría de edad.

En el hogar es donde suceden casi seis de cada 10 agresiones, y cuatro de 10 son contra menores de 15 años.

En la primera infancia, hasta los 5 años, los agresores suelen ser: el padrastro en 30% de los casos, abuelos en otro 30%, y tíos, primos, hermanos o cuidadores en el 40% restante.

En edad escolar, de 6 a 11 años, los abusadores son los maestros el 30 % de las veces y sacerdotes en otro 30%.

Durante la adolescencia, de los 12 a los 17, las víctimas sufren agresiones sexuales el 80% de las veces ya en entornos sociales, como la vía pública, la escuela o fiestas.

Un agresor violenta alrededor de 60 personas a lo largo de su existencia, según han calculado especialistas que trabajan con detenidos por delitos sexuales.

En tanto, el 40 % de los agresores fueron violados en su infancia. Mientras que uno de cada cinco niños violentados se convierte en agresor cuando crece.

Durante la adolescencia, de los 12 a los 17, las víctimas sufren agresiones sexuales el 80 % de las veces ya en entornos sociales

Durante la adolescencia, de los 12 a los 17, las víctimas sufren agresiones sexuales el 80 % de las veces ya en entornos sociales

La violencia sexual aumentó 56 % en tres años

Durante el primer semestre de 2019 se han abierto 25 mil 277 carpetas de investigación, 17% más que el año pasado; Ciudad de México y Estado de México encabezaron la lista, según cifras del Secretariado Nacional de Seguridad Pública.

Mientras que en el 2015 se registraron 11,894, en 2018 se registraron 18,595, lo que implica un crecimiento del 56 % en tres años.

¿En qué países se ha implementado?

En algunos países, la castración se ofrece como un tratamiento voluntario y se permuta por el encarcelamiento, pero en otros países, dependiendo la falta, la castración química o quirúrgica, aunada a la privación de la libertad, es obligatoria.

En Latinoamérica, solo Argentina ha aprobado la castración química, que se ofrece de manera voluntaria a criminales sexuales como permuta por sentencias menos severas. Pero en los últimos años, en Colombia y Perú se ha discutido el tema formalmente.

En Estados Unidos, Alabama, California, Florida, Montana y Louisiana ya cuentan con una ley de castración química, mientras que en Texas también se aplica la castración quirúrgica.

En la República Checa de aplica con medicamentos, aunque también la quirúrgica, entre 1998 y 2008, a 98 criminales sexuales se les extirparon los testículos.

Por primera vez en Asia, en julio de 2011, Corea del sur introdujo el uso de la castración química en delincuentes sexuales.

En la República Checa, entre 1998 y 2008, a 98 criminales sexuales se les extirparon los testículos.

En Indonesia también se aplicó, pero Amnistía Internacional la consideró una “crueldad” y una pena “inhumana”.

En una nueva iniciativa para combatir el creciente número de casos de abuso sexual a menores reportados anualmente en Gran Bretaña (1 de cada 20 niños en Gran Bretaña ha sufrido abusos sexuales), seis cárceles comenzaron a ofrecer un tratamiento voluntario de castración química a pedófilos que buscan reducir su libido y su comportamiento obsesivo mientras cumplen su condena.

En la prisión de Whatton, especializada en violadores en Nottinghamshire, 100 presos se sometieron al tratamiento químico, que puede variar de método. La mayoría de los voluntarios —alrededor del 90%— son medicados con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como Prozac, que disminuyen el deseo sexual. Estrictamente, no debería considerarse un método de castración, ya que el paciente aún puede tener relaciones sexuales.

Polonia, Rusia, Moldavia y Estonia también se aplica.

Con información de Infobae