Obtienen tres penales de Chihuahua recertificación internacional

Durante una ceremonia realizada en el Centro de Convenciones de Nuevo Orleans, Estados Unidos, la Fiscal Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, Nora Angélica Balderrama Cano, recibió los certificados de reacreditación de los Centros de Reinserción Social para Adolescentes Infractores uno y tres, así como el Cereso estatal ubicado en Aquiles Serdán, los cuales fueron otorgados por la American Correctiona Association (ACA).

Luego de las auditorías realizadas durante octubre y noviembre de 2018, por un grupo de asesores de ACA en los tres penales que se ubican en Ciudad Juárez, Chihuahua y Aquiles Serdán, este domingo, se llevaron a cabo las audiencias, en las que por decisión unánime se otorgaron las acreditaciones que certifican el cumplimiento de los estándares internacionales.

Los estándares que establece ACA, constituyen parámetros que determinan, cómo deben atenderse los servicios dentro de un contexto de calidad, basados en el desempeño comprobable y orientados hacia los dos ejes de operación integral de un centro penitenciario: la seguridad y la reinserción social.

De acuerdo con los parámetros que establece este organismo internacional, cada tres años los penales que obtuvieron una acreditación, deben ser auditados para dar seguimiento y certificar el cumplimiento de cada uno de los 137 estándares y con ello, pueden acceder a una reacreditación.

En el caso de los Centros para Adolescentes Infractores, esta es la primera vez que obtienen una reacreditación, sin embargo, para el Cereso estatal número uno, en esta ceremonia se otorgó por segunda ocasión el certificado.

Cabe destacar que actualmente Chihuahua es reconocido por tener el total sus penales acreditados ante ACA, lo cual ha permitido tener una mejor capacitación del personal, mayor profesionalismo, y sobre todo una homologación en sus procedimientos.

La American Correctional Association por sus siglas en inglés, es una institución internacional fundada en 1870 por profesionales del área de prisiones, quienes se encargaron de desarrollar los principios fundamentales para el trato a las personas privadas de la libertad.

Notas relacionadas