Analizan SRE y la red Agenda Migrante situación de la separación de familias en EU

CDMX.- Como parte del “Encuentro interparlamentario de los países del Triángulo Norte de Centroamérica ante la coyuntura migratoria hacia Estados Unidos”, funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la coordinación de Agenda Migrante, dialogaron sobre la situación migratoria actual hacia EU, específicamente acerca de la separación de familias migrantes.

El director general para América Central de la subsecretaría de América Latina de la SRE, Miguel Ignacio Díaz Reynoso, afirmó que los temas de crimen organizado se deben enfrentar con una estrategia más audaz, agresiva y de forma coordinada, porque se vinculan con la migración; “por eso huyeron las personas, de ahí la importancia de que este tema no se soslaye y se aborde”.

Destacó la responsabilidad compartida de los países del Triángulo Norte ante la repatriación de migrantes provenientes de Estados Unidos. “Necesitamos impulsar medidas inmediatas en desarrollo social con un enfoque preventivo, para que la reintegración no los afecte y tampoco a la población de la región en donde se insertarán”, propuso.

Aseveró que “la contribución de los Parlamentos resulta de la mayor utilidad para hacer un espacio que dé eco, norma y presupuesto para atender las preocupaciones que, como región, tenemos en materia migratoria”.

Refirió que uno de los retos de México en política migratoria es buscar la empatía, que es un asunto pendiente, así como la sensibilidad y congruencia. “No podemos defender y criticar hacia arriba lo que no estemos comprobando que estamos haciendo en el país”, donde la participación de la ciudadanía es vital, porque el gobierno no lo puede hacer solo.

Sostuvo que el regreso de migrantes a sus regiones de origen debe manejarse con una perspectiva de “atracción voluntaria” y no de imposición, en un marco de responsabilidad compartida para protegerlos con solidaridad y desarrollo.

Resaltó que la información está ligada a la seguridad, y felicitó a Honduras por el Centro de Información que trabaja en estadísticas para conocer de dónde vienen y rangos de edad de los migrantes y, sobre todo, las posibilidades de volver a sus comunidades, si es que hubiera la oportunidad de fuentes de trabajo, y las razones por las que fueron expulsados.

“El compromiso debe estar con la protección de los derechos de los migrantes centroamericanos, promover las oportunidades para los jóvenes en el marco de la Agenda 2030, el respeto al interés superior de la niñez, cuestiones de género, así como el pacto global de migración y el Memorandum de Retorno, Ordenado y Asistido con Centroamérica, que está por firmarse”, comentó.

Apuntó que la migración es un tema global ante el cual “no podemos estar ajenos” a lo que pasa en otras zonas del mundo. “Sería ingenuidad nuestra no reconocer que es el gran tema del debate internacional y que ajusta las políticas exteriores de muchos países. Por ello, México juega un papel preponderante en la promoción del acuerdo global sobre migración, junto con Suiza.

“Necesitamos ejes, parámetros y herramientas globales internacionales para enfrentar este tema. Es innegable que los migrantes continúan siendo un sector altamente vulnerable y estigmatizado, se tiene que partir de reconocer esta triste realidad”.

El embajador Jacob Prado González, director general de Protección de Mexicanos en el Exterior, de la SRE, dijo que ante la política de tolerancia cero implementada por Estados Unidos, el gobierno emprendió acciones en materia de protección consular y se coordinó con autoridades de los países del Triángulo del Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras), a fin de hacer frente a esta situación.

Puntualizó que la política antiinmigrante generó incertidumbre e incrementó crímenes de odio, “porque la sociedad se siente apoyada por un presidente que las defiende”.

Agregó que, además, convierte el cruce indocumentado no sólo en un delito migratorio o civil, sino en penal, generando una difícil, cruel e inhumana política de separación de familias.

Ante ello, subrayó que el gobierno, a través de los consulados y autoridades migratorias y locales, ha tenido contacto permanente con los distintos albergues y oficinas de reasentamiento y refugiados, encargada de tener en custodia a los niños separados, con el fin de identificar los casos que requieran atención y gestionar la reunificación lo antes posible.

“Facilitamos la representación legal, ahora no sólo se trata de tener abogados migratorios, sino también contar con abogados en materia penal, porque ahora todos los migrantes que cruzan de manera ilegal están siendo procesados como criminales ante el departamento de Justicia, y se fortaleció la contratación de abogados en lo familiar para atender la separación de los niños”.

Sostuvo que a nivel multilateral se trabajó con la Organización de las Naciones Unidas; se presentaron denuncias ante el alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y ante el Consejo de Derechos Humanos. Además, con la Organización de Estados Americanos se aprobó una resolución en la que se condena enérgicamente la política de separación de familias.

A nivel regional, agregó, en reunión con los países del Triángulo del Norte, se acordó invitar a todos los cónsules de las naciones de esa región en Estados Unidos para que visiten nuestro país, a fin de compartir la experiencia mexicana en materia de atención y protección consular.

Además, afirmó que se implementó una estrategia para fortalecer la atención de los mexicanos en EU; para ello, se canalizaron recursos que autorizó el Congreso con los que se crearon centros de defensoría para orientar a migrantes y prepararlos ante una posible deportación.

Agregó que al realizar diagnósticos migratorios identificaron que entre 15 y 18 por ciento de la población indocumentada tiene posibilidad de quedarse. “A través de un abogado les orientó y asesoró para que de forma legal, se puedan quedar en Estados Unidos”.

Detalló que con eventos y talleres, se orientó a casi 70 mil mexicanos para que obtuvieran y tramitaran la doble nacionalidad con el fin de que sean inmunes a las acciones instrumentadas por el gobierno estadounidense.

Prado González mencionó que se implementaron estrategias para instrumentar políticas de protección al patrimonio. A través de la creación de ventanillas de asesoría financiera se atendió a más de un millón de personas. “La asesoría financiera se refiere a cómo abrir una cuenta, cómo tener el dinero seguro y cómo enviarlo a México en caso de un posible retorno, la posibilidad de abrir cuentas en México desde Estados Unidos”, finalizó.

La coordinadora de Agenda Migrante, Eunice Rendón, destacó que la separación de familias migrantes no es un tema reciente; sin embargo, en esta situación los niños son los más afectados ya que al segregarlos se afecta su desarrollo cognitivo y cerebral; se calcula que hay 30 mil infantes en esta situación.

Respecto a las deportaciones, sostuvo que en 2018 es muy probable que estas aumenten, ya que tan sólo en los primeros meses del año hay un 40 por ciento más de deportados y 690 mil casos pendientes en las 56 cortes migratorias de Estados Unidos. Aunado a ello, cuatro de cada cinco deportaciones son realizadas sin seguir el debido proceso.

Ante esta situación, dijo, “debemos transitar a un modelo más empático, más humano y más transversal con una estrategia conjunta, sobre todo, cuando hay un aumento de solicitudes de refugio de 580 por ciento y cuando el número de personas detenidas en Estados Unidos se triplicó, la mayoría sólo por su perfil racial”.

Notas relacionadas