Comercializan frutas y verduras cosechadas por adolescentes infractores

Derivado de la valiosa colaboración de la Asociación de Comerciantes del Centro (Cocentro) y empresas dedicadas a la operación de restaurantes; el Patronato para la Reincorporación Social puso en marcha un programa para la venta de comestibles que se producen en el Centro de Reinserción Social para Adolescentes Infractores en Chihuahua.

El proyecto inició en el año 2017, con la construcción de huertos de hidroponía en el Cersai número uno, a  través de un fondo otorgado por  el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred), por lo que un grupo de jóvenes fue capacitado para el cultivo de diversas frutas y verduras, mismas que ya son comercializadas para el público en general.

De acuerdo con Lizeth Rivero, titular del Patronato para la Reincorporación Social, actualmente se tiene una producción de hasta una tonelada mensual de alimentos como calabazas, pepinos y chiles jalapeños, los cuales se venden a restaurantes y pequeños negocios locales.

“Estamos por cosechar lechuga, coliflor, betabel, sandía y melón; sin embargo, necesitamos el apoyo de más negocios que se encuentren interesados, ya que la venta es básicamente para la recuperación de los insumos que utilizamos para la siembra; este programa es para que los jóvenes aprendan un oficio” destacó.

Además de la venta de verduras, algunos adolescentes elaboran salsas y deshidratan calabazas, productos que también se están posicionando en los comercios locales, a fin de que la población conozca el trabajo que se realiza desde el interior de estos Centros, como parte del proceso de reinserción a la sociedad.

Notas relacionadas