“El cambio educativo requiere del compromiso de autoridades, maestros, padres de familia y organizaciones de la sociedad”: Treviño Cantú

“El cambio educativo es un proceso gradual, que demanda disciplina y persistencia; pero, sobre todo, necesita del compromiso de todos los actores: autoridades educativas, maestros, padres de familia, legisladores y las organizaciones de la sociedad civil”, aseguró el subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño Cantú.

Al inaugurar el Octavo Taller Nacional con Supervisores Escolares, Treviño Cantú aseguró que “no tengo duda que el corazón del cambio social está en el mejoramiento de lo que ocurre en la escuela”. Sin duda, agregó, uno de los cambios más importantes, de mayor profundidad, de la Reforma Educativa, consiste en las disposiciones establecidas en la Ley General de Educación, para fortalecer la autonomía de gestión en las escuelas”.

Sin embargo, agregó, “la autonomía de gestión no significa, en lo absoluto, dejar a las escuelas solas en la toma de decisiones; sino al contrario, reforzar el apoyo administrativo y el acompañamiento técnico-pedagógico, para que los planteles cuenten con los recursos y la información suficiente, oportuna y adecuada para tomar mejores decisiones”.

En este sentido, aseguró a los participantes del taller, “en la función de la supervisión escolar se encuentra una pieza clave para lograr la verdadera transformación educativa, que consiste en hacer que, en la realidad cotidiana de las escuelas, todas las niñas, niños y jóvenes ejerzan su derecho a una educación de calidad”.

Para la Secretaría de Educación Pública, afirmó, “la función que ustedes realizan resulta clave para acompañar y apoyar a los Consejos Técnicos Escolares en la instrumentación de las reformas organizativas y curriculares que aseguren la construcción de verdaderos ambientes de aprendizaje en todas las escuelas y en todas las aulas”.

Por ello, exhortó a los participantes del taller que se realiza los días 21 y 22 de junio en la Expo Mundo Imperial, “a redoblar los pasos para hacer realidad los propósitos de la Reforma Educativa, que se sintetiza en la obligación de garantizar el derecho de las niñas, niños y jóvenes a una educación de calidad con equidad e inclusión”.

Comentó que, “a partir del próximo ciclo escolar, la autonomía de gestión de los Consejos Técnicos Escolares se verá enriquecida con la entrada en vigor de la autonomía curricular, uno de los mayores retos y oportunidades que nos plantea el nuevo plan y programas de estudios para la educación básica”.

Explicó que la Estrategia Nacional para el Fortalecimiento de la Supervisión Escolar, tiene como meta desarrollar las capacidades del 100% de los supervisores. “Adicionalmente a las acciones de formación continua, hemos impulsado, juntos, el Diplomado una Supervisión Efectiva para el aprendizaje de nuestros alumnos, en el cual han participado en cinco generaciones prácticamente la totalidad de supervisores. Esta estrategia formativa, muy bien recibida por los supervisores, se ha fundamentado en la generación de un espacio de aprendizaje entre pares, abriendo un espacio para que esta figura reflexione constructivamente para el mejoramiento de la función y fortalezca sus capacidades de acompañamiento”.

Con este mismo objetivo, abundó, “se han promovido talleres de formación para compartir con la supervisión escolar herramientas para observación del aula, que arrojan 9 mil supervisores formados, así como el diagnóstico de habilidades en lectura, escritura y cálculo mental de los alumnos, en los que se han formado 15 mil supervisores; a estas capacitaciones se suma una “caja de herramientas” para apoyar el acompañamiento de la supervisión a las escuelas”.

“Un aspecto adicional de la estrategia ha sido destinar recursos públicos para la mejora en las condiciones de mobiliario, equipamiento y materiales de apoyo a la supervisión escolar. A través del Programa de la Reforma Educativa, que ha beneficiado a cerca de 9 mil supervisiones escolares a lo largo de los últimos ciclos escolares, con cerca de 400 millones de pesos.

Señaló que “el Octavo Taller Nacional con Supervisores Escolares es una oportunidad para reflexionar sobre el importante papel que tiene la supervisión escolar en los procesos de implementación de Modelo Educativo y, en particular de los Aprendizajes Clave, que entrarán en vigor en el ciclo escolar 2018-2019”.

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, agradeció que se haya elegido al estado para realizar el taller, porque ello revela la confianza que se tiene en la entidad.

Astudillo Flores deseó éxito a los participantes del taller por el bien de la educación del país. “México, sin duda, tiene que transitar todos los días en mejorar su educación”, agregó.

En la inauguración también estuvo presente el secretario de Educación de Guerrero, José Luis de la Vega Otero.

Notas relacionadas