Plantea diputada Leyva García sancionar a tutores que no vigilen el uso responsable del Internet

La integrante de la Comisión de Juventud, Leydi Fabiola Leyva García (PRI), plantea reformar la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para imponer de 500 a 10 mil días multa, a padres o tutores que sean omisos y no vigilen el uso responsable de los medios tecnológicos y las redes sociales.

La iniciativa, turnada a la Comisión de Derechos de la Niñez, busca modificar los artículos 13, 56, 57, 103, 148 y 149 de la ley en la materia, a fin de establecer el derecho al acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación de forma supervisada y responsable.

La legisladora se pronunció por corresponsabilizar a quienes ejercen la patria potestad en la vigilancia de lo que consumen los infantes en Internet, a efecto de prevenir la comisión de ilícitos que atenten contra la integridad de la niñez.

Destacó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el 2016, 57.4 por ciento de la población de seis años o más se declaró usuaria de Internet. En tanto, el 73 por ciento entre 12 a 17 años navega con frecuencia.

“Estas cifras se vuelven fundamentales, pues un adolescente revisa, consulta, interactúa y c hatea en promedio 8.9 horas por semana. Esto es alarmante, ya que en la mayoría de los casos no son vigilados por sus padres, lo que los hace propensos a ser víctimas de actos que atentan contra de su libertad y su integridad personal”.

Ejemplificó que entre los peligros a los que se pueden enfrentar está; la extorsión, trata, juegos, apuestas, violencia; además, pueden conocer a personas que los engañen, seduzcan y abusen de ellos.

“Esto se debe al anonimato que proporciona el Internet, porque les da confianza, y pueden tener intimidad rápidamente con personas desconocidas; es decir, los jóvenes quedan vulnerables a depredadores que intentan cautivarlos siendo amables, escuchándolos o dándoles regalos”.

Apuntó que a pesar de que las redes sociales prohíben a los niños y adolescentes darse de alta en estas plataformas, la realidad es otra, pues existen estudios que arrojan que el número de menores entre 9 y 12 años participan en estas aplicaciones.

Expuso que las redes sociales son una carta de presentación, en donde cualquier persona puede conocer el contenido privado a través de su perfil, teniendo acceso a fotografías, domicilio, actividades, gustos e intereses, entre otros.

Leyva García aclaró que esta iniciativa no pretende restar ni controvertir las bondades y ventajas comunicativas que han logrado las redes sociales, sino combatir los perjuicios que puede causar un uso irresponsable por parte de aquellos que deliberadamente atentan en contra de un grupo o segmento social.

“Existen estudios que sostienen que el 30 por ciento de los adolescentes que usan Internet se comunica con personas que no conocen y un 10 por ciento ha establecido una relación más cercana”.

Consideró que los menores y adolescentes no siempre son conscientes de lo que puede ocasionar un uso no responsable de la web, por lo que los adultos encargados de su cuidado deben garantizar la salvaguarda e interés superior de la niñez, pues de no hacerlo se producirían consecuencias irremediables, que pudieron ser predecibles”, declaró la diputada.

Notas relacionadas