Israel lanza el mayor ataque en Siria en décadas tras oleada de cohetes iraníes

Enlace Judío – Tras un ataque fallido de fuerzas iránies contra el Golán, las FDI lanzaron una de las mayores y exitosas operaciones militares de Israel sobre bases y puntos estratégicos del régimen de Teherán en el territorio de Siria: “Castillo de Naipes”.

Las FDI llevaron a cabo una operación aérea de gran magnitud en contra de objetivos iraníes en el territorio de Siria en respuesta al ataque fallido que las “Fuerza Al-Quds” de las Guardias Revolucionarias de Irán llevaron a cabo en contra de sitios militares israelíes en el Golán. Se trató del mayor ataque israelí sobre territorio sirio en décadas, quizá desde la Guerra de Yom Kipur de 1973.

A primeras horas de la mañana del jueves (tiempo de Israel) y finalizando varias horas de incertidumbre, un vocero de las FDI dio los detalles de lo sucedido a medios israelíes: un total de 20 misiles tipo Grad y otros 5 tipo Fajr fueron lanzados contra la zona del Golán durante la medianoche (tiempo de Israel) por la “Fuerza Al-Quds” a una distancia de entre 30 y 40 kilómetros de distancia. De toda la descarga lanzada, sólo 4 lograron llegar a la zona fronteriza de Israel y fueron derribados por la Cúpula de Hierro, mientras que los demás explotaron en territorio sirio. No se reportó ningún herido.

De acuerdo a las FDI, el general iraní Qassem Soleimani, comandante de la “Fuerza Al-Quds”, fue el autor intelectual del ataque. La descarga de misiles lanzada por Irán contra el Golán parece haber sido la represalia con la que Teherán amenazó a Israel desde hace varios días por los presuntos ataques que las FDI realizaron en las últimas semanas sobre bases iraníes. Ante estas amenazas, las FDI desplegaron desde hace días en la zona norte la operación preventiva contra cualquier respuesta agresiva iraní cuyo nombre hoy se reveló: “Ajedrez”, quizá una interesante selección lingüística al ser esta una palabra de origen persa y con orígenes etimológicos militares.

En respuesta al ataque, la Fuerza Aérea de Israel (FAI) comenzó un ataque de gran envergadura que se abalanzó sobre un total de 50 objetivos a lo largo de toda la región sur y centro de Siria que tuvieron como objetivo puntos neurálgicos de Irán dentro del territorio: “Operación Castillo de Naipes” (Mivtzá Beit HaKilafim).

Sitios de operaciones de inteligencia, complejos militares y logísticos, instalaciones de observación y almacenes de armas iraníes fueron parte de los sitios atacados por la FAI durante varias horas de manera continua. Las baterías con las que fueron lanzados los misiles contra el Golán también fueron destruidas, así como las defensas antiaéreas del régimen sirio que dispararon contra aviones de la FAI, pese a las advertencias que la FDI transmitió al régimen de Bashar Al-Assad de no interferir. Las FDI publicaron un video, el único hasta el momento que registra los momentos del ataque desde la perspectiva israelí, en que una batería antiaérea de Damasco que atacó a los bombarderos de la FAI fue destruida por esta misma.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, organización opositora al régimen de Bashar Al-Assad, indicó que 23 combatientes, entre ellos 18 extranjeros, murieron en el ataque. En cambio, todos los bombarderos y pilotos israelíes regresaron sanos y salvos tras las intensas oleadas sobre los objetivos.

Durante este lapso, medios locales sirios o partidarios del régimen, como la cadena libanesa Al-Mayadeen, reportaron de manera persistente que las defensas antiaéreas sirias habían derribado decenas de misiles israelíes. Medios árabes reportaron también que Líbano detectó un total de 4 naves que penetraron en su espacio aéreo. En este mismo lapso, varias ciudades del norte permanecieron en alerta y con los refugios antibombas preparados. La ciudad de Metula, aún sin orden de las FDI, decidió por sí misma preparar los refugios de manera preventiva.

De acuerdo a las FDI, Rusia fue advertida del ataque que se llevaría contra blancos iraníes. Horas antes, Netanyahu y Putin sostuvieron un encuentro en Moscú, en el que el primer ministro israelí dejó en claro a su contraparte ruso que Israel no permitiría de ningún modo que Irán continuara estableciéndose en Siria.

El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, dijo el jueves por la mañana que la fuerza aérea israelí atacó “toda la infraestructura iraní en Siria”. Lieberman subrayó que Israel no busca una escalada en el conflicto, pero que no permitirá que Irán convierta a Siria en una base para atacar a Israel.

A la par de la confirmación dada por el ejército y finalizada la operación, el Mando del Frente Doméstico de las FDI indicó que las actividades escolares y de agricultura en el Golán podían continuar sin mayor problema, volviendo la vida a la normalidad tras una noche que engulló en alerta y temor a los habitantes del norte de Israel, por lo que parece ser que la amenaza de otra agresión iraní parece descartada por el momento por las autoridades.

Países como EE.UU., Reino Unido, Alemania o Baréin, condenaron a Irán y respaldaron a Israel en su acción defensiva legítima. Netanyahu declaró en su primer comunicado al respecto que, “Irán cruzó la linea roja” con su agresión, y que Israel continuará con sus esfuerzos de evitar que de cualquier modo logre seguir enraizándose en el territorio de Siria. Por su parte, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, dijo que, por el momento, “Irán no está interesado en nuevas tensiones en la región”, de acuerdo a un medio estatal iraní.

©EnlaceJudío