LA INSEGURIDAD EN CHIHUAHUA PONE EN RIESGO LA INVERSIÓN Y REELECCIÓN DE MARU

La Columna

La situación de inseguridad en la capital del estado de Chihuahua dificulta al pequeño inversionista, que difícilmente puede enfrentar el embate de la delincuencia, ya que los comerciantes no sufren únicamente robos, enfrentan “las consecuencias de ser exitosos”, es decir, el riesgo de sufrir un secuestro o extorsión en la actividad comercial es latente.

¿Cómo se puede defender un empresario de extorsión, de asaltos, de secuestro, que no cuente con todo un aparato de seguridad? tal y como lo tiene la Alcaldesa Maru Campos, que ahora elevará su cuerpo de seguridad y tendrá más de 40 escoltas que la cuidarán día y noche, ¿y los ciudadanos cómo le harán, cómo se protegerán?

Ya quedó más que demostrado que Maru no puede con la delincuencia, los delitos siguen en aumento, ya no digamos que los parques están en abandono, el alumbrado deficiente, sobre todo en colonias de la periferia, la zona rural olvidada etc. Nomás con la Pura inseguridad tiene Maru para que la gente le dé la espalda en las próximas elecciones. Tiene a una Policía Municipal enojada con ella porque no les dan sus bonos, no les pagan tiempo extra, los amenazan con correrlos si reclaman algo y desde ahí, las cosas están mal, pues no están contentos con su trabajo.

Es frecuente enterarse que sicarios atacan a balazos a los policías a plena luz del día, ¿y las dichosas cámaras, qué no las usan? Pues nunca detienen a nadie.

La situación de violencia e inseguridad siguen, las elecciones están muy cerca y Maru se puede llevar una sorpresa al momento de contar los votos, porque a nadie le gusta vivir con miedo al salir a la calle. De seguir las cosas así, los ciudadanos reflejarán el descontento hacia Maru al momento de votar…

Notas relacionadas