Insólito: principe de Arabia reconoce que Israel tiene derecho a existir

Enlace Judío México.- Mohammed bin Salman dice a The Atlantic que el ayatolá iraní es “peor que Hitler” porque está “tratando de conquistar el mundo”

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, en una entrevista publicada el lunes, reconoció el derecho de Israel a existir y ensalzó la perspectiva de futuras relaciones diplomáticas entre su reino y el estado judío. Reconoce el derecho del pueblo judío a tener un estado nacional propio junto a un estado palestino; ningún líder árabe ha reconocido tal derecho.

En una extensa entrevista con Jeffery Goldberg de The Atlantic, el Príncipe Mohammed no tuvo una mala palabra que decir. De hecho, cuando el periodista le preguntó si creía que el pueblo judío tenía derecho a un Estado-nación en al menos parte de su tierra ancestral, dijo:

“Creo que todos los pueblos, en cualquier lugar, tienen derecho a vivir en su nación pacífica”, dijo. “Creo que los palestinos y los israelíes tienen derecho a tener su propia tierra”.

Sin embargo, de acuerdo con los términos de la propuesta de paz regional de su reino, el príncipe heredero de Arabia Saudita explicó que un acuerdo con los palestinos era un requisito previo para las relaciones.

Israel es una gran economía en comparación con su tamaño y es una economía en crecimiento, y por supuesto hay muchos intereses que compartimos con Israel y si hay paz, habría mucho interés entre Israel y los países del Consejo de Cooperación del Golfo y países como Egipto y Jordania“, dijo.

Salman también discutió la amenaza para Oriente Medio que, según dijo, era planteada por Irán, e incluso dijo que el ayatolá Ali Khamenei, el líder supremo de la República Islámica, “hace que Hitler parezca bueno“.

Hitler no hizo lo que el líder supremo está tratando de hacer. Hitler intentó conquistar Europa. Esto es malo“, explicó. “Pero el líder supremo está tratando de conquistar el mundo. Cree que es el dueño del mundo. Ambos son tipos malvados. Él es el Hitler de Medio Oriente. En los años 1920 y 1930, nadie vio a Hitler como un peligro. Solo unos pocos. Hasta que sucedió. No queremos ver qué pasó en Europa en Medio Oriente. Queremos detener esto a través de movimientos políticos, movimientos económicos, movimientos de inteligencia. Queremos evitar la guerra“.

Cuando se le preguntó sobre las diferencias en cómo el ex presidente estadounidense Barack Obama y su sucesor, Donald Trump, decidieron lidiar con la amenaza iraní, Salman dijo que aunque el acuerdo nuclear de 2015 con Teherán apuntaba a frenar el fanatismo de la República Islámica, incluía riesgos que su país podría no poder asumir.

El presidente Obama creía que si le daba a Irán oportunidades de abrirse, cambiaría“, explicó Salman. “Pero con un régimen basado en esta ideología, no se abrirá pronto“. El 60% de la economía iraní está controlada por la Guardia Revolucionaria. Los beneficios económicos del acuerdo nuclear de Irán no van al pueblo.

Tomaron $ 150 mil millones después del acuerdo. ¿Pueden nombrar un proyecto de vivienda que construyeron con este dinero? ¿Un parque? ¿Una zona industrial? ¿Pueden nombrarme la carretera que construyeron? Yo les aconsejo, por favor muéstrennos algo que están construyendo una autopista con $ 150 mil millones”, dijo. “Para Arabia Saudita, hay un 0,1 por ciento de posibilidades de que este acuerdo funcione para cambiar el país. Para el presidente Obama fue del 50 por ciento. Pero incluso si hay un 50 por ciento de posibilidades de que funcione, no podemos arriesgarnos. El otro 50 por ciento es la guerra. Tenemos que ir a un escenario donde no haya guerra“.

En una gran sacudida saudita el año pasado, el príncipe Mohammed hizo a un lado a su primo más viejo y con más experiencia para ser el primero en la línea del trono de su padre, y se dispuso a controlar la política saudí en las próximas décadas.

Los saudíes están trabajando agresivamente para cambiar las percepciones. Se han erigido como socios esenciales contra los grupos extremistas islamistas y, especialmente desde el viaje inaugural de Trump en el extranjero el año pasado, promocionando sus compras lujosas de productos de alta tecnología de empresas estadounidenses que crean puestos de trabajo. En Yemen, el reino dice que está mejorando los objetivos militares, abriendo puertos y prometiendo $ 1.500 millones en ayuda nueva.

Según el ex negociador de paz estadounidense Dennis Ross, los líderes árabes moderados han hablado de la realidad de la existencia de Israel, pero el reconocimiento de algún tipo de “derecho” a la tierra ancestral ha sido una línea roja que ningún líder ha cruzado hasta ahora.

La entrevista con The Atlantic tuvo lugar antes de la reciente y fatal violencia en la frontera de Gaza con Israel, pero el periodista de The Atlantic no cree que el príncipe haya moderado sus puntos de vista a la luz de estos eventos. Los sauditas, como muchos líderes árabes, se han cansado de los palestinos.

Información de ©EnlaceJudíoMéxico

Notas relacionadas