Concluye con Taller de Cerámica de Paquimé en el Museo de Arqueología de El Chamizal

Con gran éxito concluyó este sábado el taller de alfarería de Paquimé que estuvo a cargo del reconocido ceramista Carlos Carrillo Sandoval y que fue impartido a lo largo de cuatro sábados en el Museo de Arqueología de El Chamizal.

Desde el primer sábado de marzo y hasta este fin de semana, el reconocido artesano del pueblo de Mata Ortiz trabajó en sesiones de 10 de la mañana a 12 del día en la capacitación de los participantes, en aspectos prácticos y teóricos de este arte, dejando como resultado un inapreciable aprendizaje y un conjunto de variadas y bien acabadas piezas de cerámica.

A lo largo del taller los participantes fueron aprendiendo cada una de las etapas de creación de las emblemáticas vasijas, empezando por el conocimiento de los ingredientes a utilizar, el correcto mezclado de los mismos y la técnica para el trabajo de amasado y torneado.

Así aprendieron a dar forma a cada una de las piezas, a efectuar la quema de develación de las mismas y realizar los acabados decorativos con los diseños típicos de las culturas Anasazi, Hohokam y Mogollón, que caracterizan a la región de Paquimé.

Jessica Fong, directora del Museo de Arqueología de El Chamizal, consideró el taller como todo un éxito, pues al final cada uno de los participantes manifestó su satisfacción al haber aprendido todo el proceso que se debe de seguir para crear sus vasijas de diseño propio, algunas de las cuales muestran un fino acabado.

“Los alumnos se fueron muy contentos ya que aprendieron todo el proceso y por lo visto lo aprendieron muy bien, basta con ver cómo quedaron sus vasijas. La idea es continuar con este taller, que no sea la única vez y a lo mejor hacer talleres más específicos, que puedan complementarse con conferencias en el museo”, aseveró.

El IPACULT se decidió a la impartición de este taller como parte de los fundamentos para ofrecer a la comunidad opciones recreativas y de fomento del talento artístico que pueda contribuir al sano desarrollo social, debido a que esta clase de actividades son consideradas gratificantes y formativas para el alumnado, por su carácter práctico y creativo.

Notas relacionadas