Renegociación del Tlcan, el gran reto para el próximo presidente: IEM

México se encuentra en un momento históricamente decisivo, ya que de cara a la elección de su nuevo presidente, hay factores paralelos que se derivarán de los comicios de 2018 y que serán determinantes para su política exterior, para sus relaciones comerciales y para su visión de futuro.

Estos factores fueron ampliamente analizados durante la cuarta edición del Congreso Internacional de Empresarios (IEM), celebrada en el pasado mes de noviembre en esta capital, y que congregó al sector empresarial con ponencias ofrecidas por expertos en política internacional como lo fueron Jaime Serra Puche, Macario Schettino y Roberto Cabrera.

Como parte de la memoria conclusiva del evento, misma que integra las ideas más significativas expuestas por los conferencistas, se da a conocer tres puntos fundamentales, que son las reflexiones sobre la renegociación del TLCAN, impulsada por el gobierno de los EUA, la proximidad de las elecciones federales en México y el ambiente de incertidumbre que genera este contexto y que impacta directamente en el ámbito económico del país.

De acuerdo a la exposición de Jaime Serra Puche, ex Secretario de Relaciones Exteriores y principal negociador del TLCAN,  el mejor de los escenarios sin lugar a dudas es obtener una modernización del tratado a favor de la competitividad regional, ya que afirma que hoy en día más del  50% del comercio mundial se da entre regiones y no entre países. A esto deberá sumársele la elección de un presidente al interior de nuestro país pro apertura económica.

Explicó que la conformación del bloque económico de América del Norte ha permitido un intercambio comercial más alto en volumen con una tendencia positiva desde su firma, una diversificación para las exportaciones, una conectividad entre los tres países y una producción compartida de tal magnitud que por cada dólar que México exporta a Estados Unidos, 40 centavos de ese dólar son de insumos americanos, lo que significa que si México exporta más, Estados Unidos también exporta más.

“Esto nos ha convertido en una región sumamente competitiva frente a otros bloques lo que nos hace socios y debiera propiciar que el ambiente de la renegociación o modernización del tratado fuera buscando un ganar-ganar en lugar de ser un juego de suma cero entre las partes como hasta ahora lo ha hecho sentir el lado americano”, señaló Serra Puche.

En ese sentido, México debe buscar permanecer en la mesa de negociaciones consciente de sus fortalezas como país, en lo cual coincidieron los panelistas diplomáticos de Alemania, Japón y Canadá. “Además de esto, se debe tener como premisa que la negociación es trilateral y que es un acuerdo para mejorar al bloque en su conjunto, lo cual debe tenerlo muy claro quién será el presidente de México como parte de su estrategia de gobierno”, concluyó el experto.

Por su parte, las conclusiones derivadas de la participación de Macario Schattino, analista en tema económico y consultor en política pública, enfatizan sobre las elecciones que están por celebrarse en México en sentido de que la política ya no puede clasificarse como hasta ahora se ha hecho, entre izquierda y derecha, sino que es una etapa donde se elige entre un político tradicional, un demagogo, un anarquista o un político innovador.

Esta fue precisamente la explicación que hizo el experto sobre casos de candidatos no políticos ganadores como lo es Donald Trump en Estados Unidos o Emmanuel Macron en Francia, o por qué han sucedido eventos como la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

La reflexión para México que Schettino lanzó fue, ¿cómo convendrá  enfrentaremos a la incertidumbre de los tiempos actuales, eligiendo a un presidente tradicional competente o con un presidente innovador?

Roberto Cabrera, socio Líder Nacional de Asesoría de KPMG en México y connotado consultor de negocios, coincidió en que a pesar de la incertidumbre que se vive en el país, México cuenta con herramientas suficientes para negociar con sus pares americanos y canadienses un buen tratado que impulse y acelere la competitividad regional. Concordó también con que este año y el siguiente son decisivos para el futuro inmediato de México.

En este sentido, el experto concluyó que los diversos círculos de influencia social, como lo son el político, el económico, el innovador, el inversionista, entre otros, deben aprovechar este momento para crear, para innovar y proponer ideas disruptivas que modifiquen las reglas del juego dentro de nuestro ámbito de influencia.

De acuerdo a su ponencia, más del 70% de los Directores Generales de las más grandes compañías de México están pensando cómo ser el líder innovador dentro de su industria,  por lo que la reflexión es una invitación para sumar y detectar riesgos al interior de nuestras empresas para generar alternativas disruptivas.

El comité organizador del Congreso Internacional de Empresarios (IEM)  genera año con año una memoria conclusiva de las reflexiones presentadas durante la jornada, y las hace públicas con la finalidad de ponerlas en la agenda de trabajo de la instancia a la que le corresponda, a efecto de que no se queden como buenas intenciones y discursos, sino que se materialicen en acciones, realidades y opinión pública.

Parte de estas conclusiones reconocen que aún quedan tareas pendientes como lo son y se ha señalado en anteriores ediciones del IEM, el fortalecimiento del Estado de Derecho, una reforma fiscal adecuada y una verdadera transformación educativa para ofrecer mejores oportunidades a los profesionistas y generar más líderes innovadores para sortear los tiempos inciertos que se viven en la entidad y en el país.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.