Consiguen eliminar la transmisión maternoinfantil del VIH en Tlaxcala y Morelos

La secretaria de la Comisión de Salud, diputada Araceli Madrigal Sánchez (PRD), informó que Tlaxcala y Morelos han conseguido eliminar la transmisión maternoinfantil del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Durante el Primer Informe de México. Rumbo a la Eliminación de la Transmisión Maternoinfantil del VIH 2017, sostuvo que para garantizar que ningún recién nacido sea infectado por este virus, se necesita que los tres niveles de gobierno involucrados en materia de salud, trabajen conjuntamente en la difusión y prevención de este padecimiento, a través del uso de condón.

Es alarmante que la transmisión del VIH afecte principalmente a las amas de casa, infectadas por sus parejas; por ello, urgió implementar mecanismos que concienticen a los hombres para tomar prevenciones a la hora de tener relaciones sexuales.

Enfatizó que la Cámara de Diputados investigará las razones por las cuales algunas entidades federativas no cuentan con insumos necesarios para realizar una detección oportuna.

“La salud de los mexicanos no es el capricho de nadie. Es un derecho Constitucional y los diputados velaremos que se cumpla”, aseguró la legisladora.

Al presentar el informe, Carlos Magis Rodríguez, director de Atención Integral del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida) expuso que en México, a finales del año pasado 220 mil personas vivían con este virus; de estas, 48 mil son mujeres, lo que significa una de cada cinco son afectadas por VIH en el país.

Apuntó que sólo cerca de 28 mil mujeres se encuentran en tratamiento retroviral en instituciones de gobierno, pues desde el 2003 el tratamiento es universal, y 95 por ciento de mujeres en tratamiento han tenido la infección resultado de la transmisión sexual por su pareja estable.

Los casos de contagio en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey son principalmente masculinos, mientras que en Chiapas, Guerrero, Veracruz y Oaxaca existen más casos de mujeres.

“En México cada año se diagnostican alrededor de 100 casos en cerca de dos millones de embarazos, por lo que en el 2015 el país se comprometió a constituir el Grupo Nacional de Evaluación y Eliminación de la Trasmisión Vertical del VIH, con la finalidad de prevenir conmás eficacia la transmisión de este virus y la sífilis congénita”.

Resaltó que las metas del país son reducir a 0.3 casos por cada mil nacidos vivos, la trasmisión maternoinfantil y la incidencia de la sífilis congénita a menos de 0.5 por ciento por cada mil nacidos.

Magis Rodríguez, detalló que en el 2016, las regiones con más mujeres embarazadas con VIH atendidas eran Chiapas con 80 casos, Veracruz 72, Tabasco 60, Tamaulipas 43 y Guerrero con 35.

Los retos en la eliminación de la transmisión del virus en los recién nacidos, son alcanzar las coberturas de prevención para llegar al 95 por ciento, y asegurar la compra de insumos para desarrollar la detección oportuna.

Además, realizar de la detección del VIH en la salas de parto; asegurar la profilaxis en los hospitales; contar con sucedáneos de la leche materna, que contribuye a reducir la trasmisión; generar programas de acompañamiento para reducir el abandono del tratamiento, y evitar la discriminación de las mujeres infectadas en las áreas de gineco-obstetricia.

Por su parte, Guillermina Gómez Arellanes, coordinadora del Observatorio Nacional para Prevención para la Transmisión Maternoinfantil del VIH-SIDA, señaló que de 1986 a la fecha cada 72 horas nace en el país un bebé con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana, es decir, alrededor de tres mil 700 niñas y niños.

Ante este panorama, es fundamental garantizar el derecho básico como el derecho a la vida, ya que la mayoría de estos menores fallece en la primera etapa de la infancia.

Advirtió que el país no cuenta con políticas públicas y servicios integrales para atender a los menores con VIH, lo que muchas veces los orilla a abandonar su tratamiento retroviral.

María del Rosario Niebla Fuentes, coordinadora del Programa Médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo que es necesario estandarizar las acciones en materia de prevención en la transmisión perinatal en toda población derechohabiente, y se brinde tratamiento retroviral a todas las mujeres con VIH, para evitar que su hijo nazca con el mismo padecimiento.

Puntualizó que se deben elaborar estrategias de vigilancia epidemiológica en todas las embarazadas, pues en muchos casos no salen con un diagnóstico reactivo en la primera prueba, sino en la segunda evaluación y mantener una campaña permanente de prevención.

Erika Paola García Flores, representante del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, indicó que es necesario incrementar la cobertura de prevención temprana de VIH en embarazadas, garantizar un tratamiento eficiente y oportuno, así como una atención integral para las madres y los recién nacidos.

Además, mejorar la coordinación de los responsables de salud reproductiva con los especialistas en el VIH a nivel estatal, la adquisición y distribución oportuna de pruebas, a fin de garantizar el abasto continuo en la unidades de primer nivel de atención.

Asimismo, dar un estrecho seguimiento al monitoreo de los casos reactivos, tener un listado actualizado de los casos en mujeres embarazadas y verificar que tengan la atención adecuada.

Notas relacionadas

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.