NO LES HICIERON NADA A LOS POLICÍAS SICARIOS

LA COLUMNA

Fueron denominados “policías sicarios” porque atacaron a balazos a sus compañeros en vehículos particulares, justo lo que hacen los sicarios, afortunadamente no hubo policías muertos pero sí unidades dañadas por los impactos de bala.

Gilberto Loya Chávez: “Dejamos muy claro que no vamos a soportar ni vamos a estar permitiendo ni solapando este tipo de conductas que van en contra de la Policía Municipal: serán dados de baja y puestos a disposición del Ministerio Público”, ¿recuerda? Pues el juez ordenó su libertad.

Los policías agresores se salieron con la suya, porque durante la audiencia de vinculación o no a proceso que se realizó desde el pasado viernes, el juez determinó su liberación inmediata.

Y no sólo eso, los tres revoltosos agentes fueron reinstalados a sus labores policiacas. El Segundo Juan Araujo, El Tercero Antonio Téllez y el Radio Operador César Villalba, quedaron libres de toda culpa sobre los hechos ocurridos la madrugada del jueves 16 de noviembre en calles de la colonia Rinconada Los Nogales, donde habrían recibido a balazos a sus propios compañeros y ocasionado daños materiales a la patrulla de la DSPM.

Los detenidos fueron trasladados a la Unidad de Daños y Lesiones de la Fiscalía zona Centro, misma que integró la carpeta de investigación. Sin embargo, el juez no encontró elementos ‘suficientes’ já! y determinó no vincular a los presuntos a proceso y ordenó su libertad, entonces lo que el juez quizo decir, es que, dispararle a la Policía no es delito, –ya muchos están tomando apuntes–, ni los daños a las unidades por los impactos van a pagar, nomás faltó que les pidieran disculpas a los tres Policías alcohólicos, no cabe duda que la corrupción dentro de la corporación la solapan bien y bonito…

Ahora, ¿con qué nos saldrá el programador que cobra como director de la DSPM, Gilberto Loya Chávez, y qué dirán el resto de los elementos ante la ‘pifia’ y burla hacia el jefe y la presidenta municipal de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván?

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*