La fuga de Cesar Duarte sí pudo haberse evitado legalmente

Pese a las recientes ordenes de aprensión giradas contra el prófugo Cesar Duarte, es poco posible que el ex-gobernador vuelva a pisar suelo mexicano si éste ya se encuentra en calidad de informante en los Estados Unidos, según fue señalado a este medio por una fuente anónima.

Según éstas declaraciones anónimas, las Ordenes de aprensión por los 10 delitos contra el fuero estatal por los cuales se le acusa serían nada y con ello no se garantiza en absoluto que el gobierno de los Estados Unidos extradite a Duarte.

Por otra parte, el acuerdo que se tiene con Interpol apunta solamente que si esta agencia «ve» a Cesar Duarte se llevará a cabo su detención, pero la Interpol no está obligada a fungir como persecutora del prófugo.

En la rueda de prensa presentada esta mañana por el Gobernador Javier Corral se señaló que ahora que Duarte ya cuenta con diez denuncias por crímenes contra el fuero local y federal en México será mas fácil pedir su extradición, cosa completamente errónea, según señala nuestra fuente, si el acusado ya se encuentra en calidad de informante, lo cual ya ha sido anteriormente expuesto en diferentes medios de información.

El Gobernador Corral señaló además que el departamento de migración conoce la localización de Duarte y apuntó a que éste se encuentra viviendo actualmente en El Paso, basado en que Duarte Jáquez ya ha pedido su asilo en Texas, no obstante, no hay pruebas demostradas y fiables de ello ya que el asilo político puede pedirse por un simple paso transitorio, como cuando se cruza la frontera, al llegar en un vuelo, etc. Es decir, no necesariamente se tiene que demostrar que se vive en ese país o dar información del lugar de residencia actual a las oficinas de migración para éste fin.

De ser así, la excusa que el gobierno de los EU daría en pos de proteger a su informante sería que no se tiene acreditación de dónde vive actualmente Cesar Duarte y, ahora bien, el rumor sobre el caso es que al igual que Patricia Gonzalez, ya se vendió como informante, y esa sería la verdadera razón por la cual no se ha dado a conocer con exactitud donde se encuentra aún si este dato ya lo tiene el gobierno de los Estados Unidos.

Nuestro experto afirma que Cesar Duarte pudo haber sido detenido cuando se sabía de su paradero y aún se encontraba dentro del Estado por medio de una integración de carpetas que pudo realizarse inmediatamente para solicitar su orden de aprehensión, aún si éstas no prosperasen y, posteriormente se habrían integrado aquellas que si serían procedentes solo para mantener bajo arraigo a Cesar Duarte, pero no fue el caso.

El especialista señalo que esto se fundamenta en el artículo 16 constitucional y el 19 de la constitución, que dicta que «para el libramiento de una orden de aprensión o bien para el dictado de un auto de vinculación a proceso, de acuerdo al nuevo sistema de justicia penal solo se requiere que el ministerio público mediante una exposición ante el juez de control, haga saber razones suficientes para que se estime que se ha cometido un hecho que la ley señale como delito, es decir , no se requieren pruebas, sino meros datos de prueba, lo cual se trata de cosas muy diferentes, pues las pruebas únicamente se llevan y desahogan en juicio, antes de ello la acreditación a cargo del ministerio público actualmente es muy laxa», señaló para Noticias Chihuahua.

Se le dio una ventana de oportunidad al prófugo muy amplia para que abandonara el estado, eso sí es un hecho, y no es que se ponga en tela de juicio las intenciones o razones por las cuales ésto ocurrió, ya que pueden ser muchas y muy variadas, incluyendo una falta de preparación por parte de los consejeros jurídicos del gobernador, solamente es una manera diferente de decir, camarón que se duerme…

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*