Cuando Putin conoce a Trump, ¿qué esperar del historico encuentro?

El mensaje no podría ser más claro, el lunes en la tarde Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos y el lider ruso, Vladimir Putin finalmente se cnocerán cara a cara, esto durante la revelación de las estatuas gemelas de Ronald Reagan y Mikhail Gorbachev en Moscú.

Las estatuas de los dos hombres de estado a quienes se les acredita por haber dado fin a la Guerra Fría no es particularmente un llamamiento sutil para que Donald Trump y Vladimir Putin canalicen el espíritu de sus predecesores cuando se reúnan en el G20 en Hamburgo a finales de esta semana.

Es una intención bastante benigna. Pero las expectativas no podían ser mucho más bajas.

Las diferencias entre ambas naciones han mantenido al mundo en jake tras el ataque con armas químicas que acabó con la vida de decenas de civiles y niños en Siria: por un lado, los Estados Unidos realizaron un ataque directo con bombardeos sin haber realizado previamente una investigación o una intervención debida ante las naciones unidas, actuando solo en apoyo de los rebeldes, quienes dijeron no ser los causantes de dicho ataque; por otro lado, Rusia se mostró en contra de las acciones tomadas por Trump y afirmó que dicho ataque solo generaría más fricciones en Siria y nutriría el terrorismo, ya que ni los rebeldes, a quienes Rusia ha catalogado como terroristas, ni el gobierno Sirio, al que apoya armamentariamente, dejaron de deslindarse del ataque.

Anteriormente, Putin se ganó el enojo de los estadounidences y más específicamente de su expresidente Barack Obama, pues este condenó la invasión Rusa a Krimea y la negación de Putin del país para independisarse, así es como el ex mandatario norteamericano recibío en contra ataque por parte del presidente Vladimir Putin, que afirmó que los Estados Unidos eran una nacion de dos caras, ya que si fuera completamente sincera, devolvería a México el territorio ocupado durante el mandato de Santana.

Ambas figuras políticas han sido relacionadas luego de las acusaciones que el exdirector del FBI vertiera en contra del presidente de los EU, en las que indica que Rusia habría intervenido en las votaciones que darían la victoria a Donald Trump.

No obstante, el presidente de Rusia jamás ha aceptado dichas acusasiones e incluso, como acto de buena fe, luego de que los veinte diplomáticos rusos fueran expulsados de los Estados Unidos acusados de espionaje, el presidente Vladimir Putin aseguró que los homónimos americanos en la embajada de Rusia no tenían nada que temer en cuanto a represalias por dichas acciones.

Pese a la relación que el FBI ha señalado entre ambos mandatarios, no hay aún pruebas contundentes que demuestren dicha participación o actos de espionaje de los rusos y el próximo encuentro, sin dudas acarreará nuevas sospechas a todos aquellos que ya de por sí creen que existe una complicidad entre los dos presidentes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.