Propone Camara de Diputados que Cofepris regule uso de plásticos y sus derivados en envases de alimentos

La secretaria de la Comisión de Salud, diputada Sylvana Beltrones Sánchez (PRI), propuso exhortar a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a regular el uso de plásticos y sus derivados en envases de alimentos, y a la Secretaría de Salud, a realizar campañas de concientización sobre los riesgos sanitarios de estas sustancias.

 

En un documento que presentó en la Permanente y que analiza la Segunda Comisión, precisa que recipientes de plástico de policarbonato y resinas epoxi son elaborados con la sustancia química Bisfenol A (BPA), que en alta concentración en el cuerpo humano causa preocupación por los riesgos para la salud.

 

Se ha encontrado relación entre pequeñas dosis de exposición a BPA y problemas como cáncer, afecciones en las funciones inmunológicas, pubertad precoz, obesidad, diabetes, hiperactividad, entre otros.

 

Algunos de los artículos fabricados con BPA, son biberones, vajillas, utensilios de horno y microondas, envases de alimentos, botellas de agua, leche y otras bebidas; equipos de procesamiento y tuberías de agua. También, cubiertas de protección de latas de alimentos y bebidas, y revestimiento de tapas metálicas de jarras y botellas de vidrio, incluidos envases de preparaciones para lactantes.

 

Beltrones Sánchez argumenta que conforme a diversos estudios, los menores de edad resultan especialmente vulnerables ante los efectos del plástico, pues como sus organismos están todavía inmaduros, sus cuerpos son menos eficientes a la hora de eliminar sustancias de su sistema. Además, la exposición al BPA durante la etapa gestacional, está relacionado con problemas de ansiedad, depresión y comportamientos de hiperactividad en niños de 3 años.

 

En México, se han ignorado las advertencias internacionales sobre el uso de este plástico. “Los innumerables estudios y las medidas legislativas que han tomado otros países en la materia, no han sido suficientes para que el gobierno mexicano tome las decisiones pertinentes”.

 

Al día de hoy, afirma, no existe ninguna disposición en este sentido. Las Normas Oficiales Mexicanas vigentes regulan ciertos aspectos de los alimentos y bebidas para lactantes y diversas cuestiones relacionadas con envases de metal y herméticos, pero “ninguna hace referencia a la utilización del plástico de policarbonato y resinas epoxi”.

 

La diputada Sylvana Beltrones puntualiza que la Cofepris no debe limitarse únicamente a regular el uso del Bisfenol A en los envases y contenedores de alimentos, pues otra serie de estudios demuestran que algunos sustitutos de esta sustancia, pueden resultar igualmente nocivos para la salud.

 

Tal es el caso del fluorine-9-bisfenol (BHPF), que resulta tener una actividad antiestrogénica. Un estudio elaborado por investigadores de las universidades de Pekín, de Shenzhen, la Farmacéutica de Gifu y de Ciencias Médicas de Suzuka, señala que el efecto antiestrogénico ha sido demostrado tanto en células como en animales de experimentación. El útero de los animales presentaba bajo peso, atrofia del endometrio y efectos adversos en el embarazo.

 

Es conveniente que las autoridades sanitarias realicen estudios en la población mexicana para determinar los efectos que la utilización de diferentes tipos de plásticos puede tener en sus organismos. De esta forma, “se podrán tomar decisiones más precisas y acertadas respecto a lo que se debe regular en esta materia”.

 

Además, es pertinente que la Secretaría de Salud, en coordinación con la Cofepris, lleve a cabo campañas para concientizar a la población sobre los riesgos de estas sustancias y sobre las formas de mitigar sus efectos, tomando en consideración que el BPA es especialmente nocivo cuando entra en contacto con temperaturas extremas o se hace un mal uso del mismo.

 

El documento también lo suscribe el diputado Jesús Sesma Suárez (PVEM).

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*