Desmiente Javier Corral señalamientos sobre “listas negras” de periodistas

Con respecto a los señalamientos de que en mi gobierno se elaboran “listas negras” de periodistas, es mentira.

Al respecto comparto mi opinión y hago algunas precisiones: Considero que el periodismo profesional, comprometido con valores democráticos, tiene el deber de investigar y profundizar lo que realmente está pasando en Chihuahua en la relación del gobierno con la prensa y no irse con la finta, o dejarse enganchar con las estrategias del duartismo que aún tiene influencia en varios medios de comunicación en nuestro Estado; estamos ante una burda magnificación de hechos que ni nos pertenecen, ni nos representan , ni somos responsables. Chats privados de grillas personales entre reporteros no puede traducirse como nuestra política de comunicación, es una falta de rigor periodístico muy lamentable. Ni Antonio Pinedo, nuestro coordinador de comunicación, y menos yo, tenemos una concepción así del periodismo, y menos de algunos de los periodistas que se mencionan. Hemos mantenido un respeto y seguimiento absoluto ante la crítica, y hemos desestimado a los que nos calumnian e insultan. No ha habido descalificación personal alguna para nadie de nuestra parte.

La constante falsificación, distorsión y magnificación de hechos (como la brutal manipulación de una fotografía mía en torno de una protesta por el asesinato de Miroslava Breach), tiene una explicación: El Gobierno de Chihuahua decidió reducir el presupuesto de comunicación en más de 800 millones de pesos anuales (se erogaban cerca de 1000 millones), eliminando los convenios de cobertura periodística con empresas y comunicadores en lo personal, con lo que se mantuvo una política de control de la información gubernamental en la mayoría de los medios de comunicación. Hemos reconocido que frente a esa política de control informativo hubo excepciones admirables que el pueblo de Chihuahua identifica plenamente.

Por lo demás, reitero mi respeto a la labor de los periodistas profesionales y comprometidos con la verdad, la considero una de las actividades más trascendentales para la democracia, y de gran valor para el desarrollo humano.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*