Se enfrentan Felipe Calderon y Rodríguez Pratts

Mexico's President Felipe Calderon, gesture during a meeting with victims of violence in Mexico City, Thursday June 23, 2011. At right is his wife, Margarita Zavala. Calderon says he doesn't regret his strategy to fight organized crime, despite calls to end a confrontation that has killed at least 35,000 during his administration.(AP Photo/Eduardo Verdugo)

El ex presidente Felipe Calderón protagonizó ayer un altercado con el consejero tabasqueño Juan José Rodríguez Pratts en el seno del Consejo Nacional que por primera vez sesionó desde su conformación el 22 de enero.

Calderón ya había perdido un primer round con el dirigente nacional, Ricardo Anaya, al proponer en vano la creación de una comisión que supervisara el manejo de los recursos asignados a los comités estatales y municipales y, además, al sugerir la petición de un crédito de cien millones de pesos para reforzar las campañas en el Estado de México, Nayarit y Coahuila.

En presencia de su esposa, Margarita Zavala, el michoacano intervino por segunda vez al caer la tarde después de que el ex titular de la Conagua José Luis Luege había impugnado la depuración del padrón de militantes. Calderón descalificó esa herramienta, protestó por la parcialidad de la dirigencia encabezada por Anaya y propuso la búsqueda de un método de elección del abanderado presidencial que a todos dejara satisfechos.

"Rodríguez Pratts y Calderón se pelearon horrible por el padrón y su incidencia en el 18", relató un consejero que, inclusive, aseguró que el tabasqueño tildó de "borracho" al michoacano.

Juan José Rodríguez Pratts le recriminó a Calderón haber impuesto -cuando fue Presidente de la República- a Germán Martínez y a César Nava en la dirigencia nacional, y los amagos suyo y de Margarita Zavala de renunciar a las filas del blanquiazul si su esposa no es elegida la abanderada presidencial.

"Estás frustrado. Eres un malagradecido con las oportunidades que te ha dado el partido", le reviró el ex Presidente conforme al testimonio del consejero.

"El pleito casi raya en la agresión directa", contó otra fuente consultada y, según su versión, el tono de la bronca subió de tono de forma tal "que todo el mundo llamó al orden y la paz, aunque el debate se tornó personal".

Calderón le tomó la palabra al coordinador nacional de elecciones, Santiago Creel, que consideró -como el senador Juan Carlos Romero Hicks y el ex gobernador Marco Adame- que con diálogo el partido podía encara la toma de decisiones hacia 2018.

Poco después del mediodía, Ricardo Anaya había salido airoso después de argumentar ante su correligionario Calderón -al que en el discurso de apertura se había referido como "nuestro muy buen ex presidente de la República- que la Comisión de Vigilancia podía establecer los criterios de gasto de los comités estatales y municipales.

En relación con el crédito que por cien millones de pesos había solicitado Calderón, Anaya hizo notar que no era viable en razón de que había "topes de campaña" que respetar en el Estado de México, Nayarit y Veracruz.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.